Editorial “Pobreza infantil”

Que una buena parte de los niños y niñas españoles estén bajo el umbral de la pobreza es una indignidad moral y una falta de vergüenza política sin precedentes. Nuestra infancia merece un respeto para poder mirarnos a la cara.
Ya era hora que un gobierno se planteara una dotación especial contra esta lacra. Un gobierno respetable y que se hace respetar pudiendo tener, por ello, la estatura moral que es donde ha de colocarse la política decente.
Las rentas de nuestras familias dejan a las más vulnerables a expensas de hacer sufrir a los que más lo necesitan: nuestros mayores y nuestros niños. Unos son parte de nuestro presente, otros son el futuro en estado puro.
Un futuro que, a fuerza de mencionarlo parece como si no existiera en un presente sin recorrido informativo. Ya era hora que un partido, el PSOE, afrontara sin dudarlo la ayuda a los niños y a las niñas que lo necesitan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *