Editorial “Lo que podamos”

Si hay alguien que carece de liderazgo, ese buen ejemplo de persona escasamente dotada para liderar una nación, esa persona es Mariano Rajoy. Con su forma de expresarse poco agraciada (Dios no le ha concedido virtudes dialécticas), confunde sencillez con simpleza.
“Haremos lo que podamos”, les dice a los pensionistas agraviados por la señora Báñez y sus epístolas basura. “Lo que podamos”, de podar, recortar, reducir. Treinta mil millones los gobiernos regionales de la derecha en sanidad pública, treinta mil profesionales sanitarios menos allí donde gobiernan. O veinticinco mil millones de euros en educación pública que pagaremos generacionalmente.
Hacer lo que se puede no es actitud para un presidente del gobierno. Lo que se pueda es dejar a la divina providencia las reformas de un país que merece emprender el camino, o continuarlo, de la modernidad y el progreso.
Pero no se trata sólo de actitudes, sino también de aptitudes. El que no es apto para algo merece que se le dé la oportunidad de dedicarse a otra cosa. Sobre todo si está jugando con el futuro de todo un país y tiene como horizonte y proyecto hacer simplemente lo que se pueda.

1 thought on “Editorial “Lo que podamos””

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *