Editorial “Las consecuencias económicas de la señora Báñez años después”

Hace ya muchos años, Antonio Miguel Carmona publicó un artículo en ‘Carta del director’, intitulado Las consecuencias económicas de la señora Báñez.
Emulaba el título a tres artículos de John Maynard Keynes en el Evening Standard, allá a mediados de los años veinte del pasado siglo, titulado Las consecuencias económicas del señor Churchill.
Advertía Carmona que, allá por el año 2012 cuando se presentó y aprobó la reforma laboral de la señora Báñez, los salarios iban a devaluarse y, en apariencia la economía española sería más competitiva, pero más pobre, más anticuada y menos moderna. Como así, por cierto, ha sido.
Sostenía Carmona que el descuelgue de los convenios colectivos desde aquel año iba a suponer el empobrecimiento de la clase trabajadora, el establecimiento y la aparición de trabajadores pobres, la temporalización profunda y la precarización acelerada. Como así ha sido.
Durante su comparecencia ayer, seis años después, la señora Báñez sacaba pecho de una reforma laboral que lo único que ha traído ha sido empobrecimiento para la nación, y lo que es peor, le ha dado la espalda a la modernización del país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.