Editorial “La Familia Addams”

Vestidos de negro, como quien luce un luto impostado, crueles en el proceso, pero capaces de hacer sonreír, cuando no reír, a cualquier analista avezado. Los candidatos a las primarias del PP son como la Familia Addams.
Se descuelga Margallo, siempre con la nota de humor anticuado en el verbo, que sus adversarios son como “las dos viudas”. Nos recuerda aquella foto vestidas de negro y peineta a juego que lucían Cospedal y Santamaría. Una imagen que en vez de ser una foto era todo un discurso.
Y, para Margallo, “el heredero” no es otro que Casado. Una especie de pipiolo que todo lo da por prosperar. Porque si el heredero hiciera lo que dice o dijera lo que piensa, iba a dejar a la derecha italiana como peligrosos bolcheviques.
¿Cuál es el debate de ideas? La Familia Addams carece de recursos profundos para abrir un debate sobre el futuro de la derecha, de su propio partido o del país en su conjunto. Puede que acaben en la oposición o haciendo gracietas durante muchos años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.