Editorial “El odio no sale gratis”

Es ocasión pertinente interponer una denuncia contra los delitos de odio presuntos que vierten los unos y los otros. En este caso parece evidente que Quim Torra ha batido todos los récords en expresiones xenófobas, racistas e intolerantes.
El Movimiento contra la Intolerancia, presidido por Esteban Ibarra, ha protagonizado a lo largo de los años en nuestro país una incesante pelea, una lucha sin cuartel y una batalla casi en soledad, contra el racismo y la xenofobia, frente a desalmados y frente a intolerantes. Consta a este periódico que se han dejado la piel, el patrimonio y la vida en una reivindicación que la sociedad todavía no ha agradecido suficientemente.
El Movimiento contra la Intolerancia se ha caracterizado por no hacer distingos entre los unos y los otros. El intolerante puede ser de todo signo y vestir cualquier ropaje. Porque les da igual a estos activistas de la paz que el intolerante sea cargo público o ciudadano de a pie. Como debe ser. Es la pura esencia del republicanismo y la igualdad de trato.
Acertadamente no dejan pasar la presunta xenofobia vertida por Quim Torra y unos artículos que bien merecen ser reprobados, no solo por la sociedad, sino también por la justicia. Porque así lo estableció el Consejo Europeo, porque así lo establece nuestro código penal y porque lo merecen nuestros hijos que aspiran a un mundo más tolerante y donde el odio no quepa. O al menos no salga gratis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.