Editorial “Desde Rusia con amor”

Editorial “Desde Rusia con amor”

Que el jefe de los servicios secretos alemanes, el señor Maassen, haya revelado que Rusia trabajó, intoxicó y conspiró a favor del independentismo catalán, no sorprende, ni a los propios, ni a los extraños.
Los servicios secretos de Alemania tienen un nombre evocador: Oficina Federal para la Protección de la Constitución. Nos viene a la cabeza eso precisamente, proteger a la Constitución y a nuestra convivencia. Hacer algo frente a aquellos que se lucran de la inestabilidad.
Rusia pretende desestabilizar contumazmente las democracias occidentales y debilitar a todo aquel país que compita contra sus intereses o simplemente Moscú esté interesado en alguna cuestión, puntual o general, de la nación sacudida.
Desde Rusia con amor es la segunda película de James Bond y la segunda también de Sean Connery. Pero la realidad deja, como de costumbre, reducida a una anécdota la ficción. Putin no tiene límites.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.