Editorial “Con los trabajadores y los sindicatos de clase”

Hoy, Primero de Mayo de 2018, hay motivos para manifestarse. Para caminar juntos todos los trabajadores que se sienten obligados a actuar unidos y en conciencia en defensa de los derechos que los conservadores tratan de arrebatarnos.
Paso a paso la derecha política le hace el trabajo a la derecha económica. Aprueba una reforma laboral como la del 2012 que, entre otras muchas cosas, descuelga a los asalariados de los convenios colectivos.
El abaratamiento, por consiguiente, de los salarios, ha supuesto una transferencia de renta de los trabajadores a las empresas. Los asalariados entonces contemplan año a año la pérdida de poder adquisitivo como un atentado a sus rentas y a su bienestar.
En numerosos casos donde había un trabajador que ganaba 2.000 euros, por ejemplo, ahora hay dos trabajadores temporales que ganan 600. Un verdadero espaldarazo para la cuenta de resultados de las compañías que obtienen de la precarización su rédito.
Una precarización y un elevado desempleo que atenta especialmente contra mujeres, contra jóvenes, contra mayores, contra los parados de larga duración, contra los trabajadores con alguna discapacidad, en definitiva, contra las capas sociales más vulnerables.
Quedarse en casa es esperar a que lleguen ellos a quitarnos los derechos. Hay motivos para estar hoy en la manifestación del Primero de Mayo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.