Editorial “Choque de trenes”

Las primarias del Partido Popular son una chapuza a la que conviene atender para que a nadie se le ocurra desarrollar el mismo método. El voto de los militantes, pero sólo el de aquellos que previamente se hayan inscritos, sirve como primera aproximación para que luego las negociaciones de los compromisarios, barones y demás aparato acuerden y pasteleen.
No es siquiera un sistema a dos vueltas, sino un método a una vuelta que corrigen los electos. La perversión de unas primarias que lo parecen pero que no lo son. Un sistema que, definitivamente, complica la situación de su democracia interna y de su estabilidad política.
Casado saldrá elegido por la animadversión que los cospedalistas le tienen a Soraya. Así que, a Santamaría no le queda otro remedio que conspirar con los barones  y de tratar de convencer al aparato.
Se produce un choque de trenes, se enfrentan dos legitimidades (como diría un hortera). Y Margallo mientras tanto reclamando un debate de ideas. Andan, sí, confusos, y no sabemos cómo saldrán de ésta. Choque de trenes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.