Editorial “Aznar en bé”

José María Aznar dirigió el Partido Popular y el Gobierno de la Nación mientras bastantes miembros de su equipo cometían fechorías que conviene no olvidar. Llegó al poder amenazando de corrupción a los socialistas y ha quedado encharcado en un mar de impunidad.
Zaplana, Matas, Rato… son solo algunos de los nombres que han formado parte de algo más que sospechas en torno a la prevaricación y a la malversación. Muchos de ellos condenados, protagonistas de actuaciones delictivas, formando parte su vez de la dirección política del entonces principal partido e incluso del Gobierno.
La financiación ilegal del Partido Popular es un hecho. Ya hay sentencias que le condenan, negro sobre blanco, como institución, como organización, como partido. Condenas, aclárese, por haberse presentado a las elecciones haciendo trampas.
El que mejor tiene que saber y conocer el funcionamiento de la estructura es, ni más ni menos, que el presidente del partido y el del Gobierno entonces. El jefe de todos. Quien los puso ahí. José María Aznar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.