Editorial “Avergonzarse de Aznar”

Ha llegado el momento en que los líderes del PP, los candidatos a las primarias, se echan el pasado como arma arrojadiza los unos a los otros. Esta vez la piedra era José María Aznar, lanzada por Cospedal contra la frente de Pablo Casado.
Es verdad que una tercera parte de los ministros de José María Aznar han sido condenados por corrupción, imputados por alguna causa, han recibido sobres o han sido sospechosos de prevaricación.
Es verdad también que el tardoliberalismo de don José María liberalizó el suelo como si fuera tornillos y eso supuso que naciera en España una burbuja inmobiliaria jamás vista antes. Una política económica de espaldas a los más necesitados y que hizo que se enriquecieran no pocos cercanos.
Es verdad también que el nivel político fue encharcado de horteras y ordinarios. Aquellos que lucieron tono pastel en la boda de San Lorenzo de El Escorial. Intrépidos en lo económico, de larga mano con lo ajeno, transparentes en lo social.
De ahí que el ‘aznarismo’ se haya convertido en una piedra arrojadiza. Vergonzante para Cospedal. Y para muchos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.