Editorial “Alfonso en estado puro”

Alfonso Guerra es uno de los políticos más inteligentes de la historia contemporánea de España, un intelectual de la talla de otros muchos que forman parte del repertorio de nuestros más profundos pensadores, un socialista irrepetible.
Ayer en la Universidad Complutense nos brindó una buena parte de sus esencias. Un lugar en la ciencia, teoría y práctica política repleta de sentido común, espacios elaborados e ideas construidas con la inteligencia que desprenden aquellos que han sido llamados a escribir las mejores páginas de nuestra historia.
Porque la igualdad de derechos y obligaciones de los españoles, vivan donde vivan, es el garante de la unidad nacional. Y la unidad nacional garantiza la igualdad de derechos de todos aquellos que conforman lo que se ha venido en llamar España.
Derechos políticos, civiles y sociales. Estos últimos que deben dar el paso de ser tan fundamentales como otros: la sanidad, los servicios sociales, la vivienda. Un paso definitivo hacia una sociedad más próspera e igualitaria.
Alfonso deja con estas ideas a los nacionalistas periféricos en el basurero de la historia. A los populistas envainando sus discursos avergonzados de su escasa altura intelectual. A la derecha constreñida en su limitada capacidad de llevar al país hacia buen puerto.
La clarividencia de Alfonso Guerra choca con una época en la que los hombres y mujeres públicos tratan de ser importantes antes que útiles. Alfonso en estado puro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.