Editorial “Agenda internacional”

Los socialistas deben fijar qué Europa queremos y a qué mundo aspiramos. Las agendas social y territorial no deben impedir una agenda internacional. Es tiempo que los socialistas españoles vuelvan a tener presencia en los organismos internacionales.
Por eso, la reunión con el presidente de Ucrania, si bien es casual y sobrevenida, es un síntoma del nivel que el PSOE debe conferir a sus gobiernos. En un mundo abierto y con una Unión Europea decadente, el deber de un ejecutivo como el español es hacer exactamente lo contrario a lo que hacía Rajoy: evitar esconderse tras las faldas de la señora Merkel.
Porque tanto Merkel ayer, como Macron hace algunos días, están impulsando una agenda reformista para reorientar la Unión Europea. Reformas que marcarán el paso de la futura Unión en los próximos decenios. Ahí es donde deben estar también los socialistas.
No en vano el nombramiento del próximo ministro de Asuntos Exteriores marcará la susodicha agenda internacional. Agenda que no es tan urgente como la territorial y social, pero insistimos, es cuando menos igual de importante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.