Editorial “Adiós, Rajoy, adiós”

“Adiós, Rajoy, adiós”

Si cada uno de los grupos políticos tuviera altura de miras, capacidad de Estado, visión pública, Mariano Rajoy deberá dejar de ser Presidente del Gobierno de la Nación. Terminan pues largos años de recortes, impunidad y disimulo.
Si prospera la moción de censura del partido socialista serán estos los que afronten la noble tarea de comenzar la regeneración de la vida política y, a continuación, como ha señalado Pedro Sánchez, convocar elecciones generales.
Si no prospera la moción de censura y se impone la tesis de Ciudadanos de convocar elecciones generales por adelantado, pudiera ocurrir que Mariano Rajoy ni siquiera fuera candidato o, bien seguro, si lo fuere, no tendría opciones suficientes para repetir.
Mientras tanto carecemos de un gobierno estable que afronte las reformas necesarias. Que sea lo suficientemente fuerte como para arrostrar el reto independentista. O, como ha sucedido en las últimas horas, detenga la subida de la prima de riesgo española fruto de la inestabilidad de ayer.
No depender de los votos independentistas obliga a un acuerdo entre las tres formaciones más importantes de la oposición: PSOE, Ciudadanos y Podemos. Los tres deben aspirar a promover, de una forma o de otra, un cambio de orientación que sanee la vida pública del país.

3 thoughts on “Editorial “Adiós, Rajoy, adiós””

  1. A Ciudadanos ni siquiera le preocupa el procès, lo utiliza como caladero de votos y sus políticas serían hasta más dañinas en cuanto a recortes, privatizaciones de servicios públicos e incrementarían la desigualdad.

  2. Si tuviera vergüenza, ética y moral, no esperaría a una moción de censura, se iría solito, con deshonor, pero con vergüenza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.