Dos niñas defienden los derechos de los menores sin cuidado parental

Dos niñas defienden los derechos de los menores sin cuidado parental

Agnes, de Benín, y Haneen, de Palestina, de 12 y 15 años, toman la palabra en la sede de Naciones Unidas en Ginebra.
Dos jóvenes representantes de Aldeas Infantiles SOS, Agnes y Haneen, han tomado la palabra en la sede de Naciones Unidas en Ginebra, Suiza, para hablar de su labor como defensoras de los derechos de los niños, en especial de aquellos que han perdido o están en riesgo de perder el cuidado parental. El encuentro ha sido organizado por el Comité de los Derechos del Niño de Naciones Unidas.

El 11 de octubre se celebra el Día Internacional de la Niña, que promueve su empoderamiento y la defensa de sus derechos. Buena parte de los 1.100 millones de niñas que hay en el mundo continúan en desventaja y cada diez minutos muere una adolescente como consecuencia de la violencia.

Por todo ello, Aldeas Infantiles SOS recuerda que para avanzar hacia la igualdad de género son precisos cambios estructurales, además de inversión y educación, y que es necesario empoderar a las niñas para que tengan voz y puedan participar en la toma de decisiones que influirán en su futuro.

Con solo 12 años, Agnes alza la voz en nombre de otros niños para defender sus derechos. Fue elegida por sus compañeros de la Aldea de Benín, donde vive desde los dos años, y, como tal, acostumbra a reunirse con ellos para oírles hablar sobre sus necesidades.

A principios de este año, Aldeas Infantiles SOS y otras organizaciones de atención a la infancia seleccionaron a Agnes como miembro del Consejo Ejecutivo de Niños en Benín. Desde esta posición, ha defendido los derechos de los niños a nivel nacional y ha tratado sobre asuntos como los abusos, el matrimonio infantil o el acoso sexual en la escuela.

“Me siento mal. Yo disfruto de todos mis derechos pero no todos los niños están en la misma situación. Mientras que yo cuento con una buena familia, otros están sufriendo. Esta es mi motivación para aspirar a que todos recibamos el mismo trato. Todos deberíamos poder defendernos”, dijo Agnes en su presentación en Naciones Unidas.

La joven beninesa tiene grandes planes para el futuro próximo: “Tras la reunión en Ginebra, quiero organizar un foro anual de los niños de Benín para discutir las cuestiones que nos atañen e informar a las autoridades; quiero promover la participación de los niños”. Para ella, “la participación es un atajo para el desarrollo sostenible, así que permítannos participar en nuestro propio desarrollo y en el de nuestra comunidad”, reivindica.

Como miembro del Equipo de Protección Infantil de Aldeas y del Consejo de Niños Palestinos, Haneen, de 15 años, defiende los derechos de la infancia en su comunidad y a nivel nacional.

“Estoy orgullosa de estar aquí representando a los niños palestinos; estoy aquí porque queremos cambiar el punto de vista que los adultos tienen de los niños, para que dejen de pensar que nuestra opinión no importa. Y también porque conocemos nuestras propias necesidades mejor que los adultos. Ojalá pudiésemos cambiar su perspectiva”, explicó Haneen en Ginebra.

Durante el debate, esta niña palestina agradeció el apoyo de Aldeas en su labor como defensora de los derechos de la infancia y el afecto recibido a lo largo de su vida. “El hecho de que estemos aquí es una prueba del cariño que recibimos”. Ella llegó a Aldeas Infantiles SOS a la edad de dos años. Su educadora permanente, Ensharah, y el coordinador de la Residencia de Jóvenes, Islam, no han dejado nunca de alentarla en su desarrollo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.