El prestigioso doctor Bengoa prevé el confinamiento total de España a finales de enero

El prestigioso doctor Bengoa prevé el confinamiento total de España a finales de enero

Los gobiernos central y autonómicos tratan de evitar a toda costa el confinamiento total, pero el doctor Rafael Bengoa prevé que será inevitable. Es más, pone fecha y duración: a finales de enero y dos o cuatro semanas.

Ya lo advirtió a mediados de noviembre el que fue director de Sistemas de Salud de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Otra Gran Reclusión evitaría 400 muertes diarias, dijo entonces.

Sin embargo, el endurecimiento de las medidas de restricción y los cierres perimetrales parece que, según Sanidad, han permitido doblegar la curva de esta ola.

No obstante, Bengoa cree que tras la Navidad, a la que ha calificado como un evento “supercontagiador” se va a ver un repunte muy importante. Así, ya se habría desencadenado la tercera ola.

En una entrevista en Nius, el que también fuera asesor de Barack Obama, expresidente de Estados Unidos, sostiene que “al final del mes de enero vamos a ver una situación quizás peor que la de marzo”.

Descarta, en cambio, un aumento de la mortalidad ya que el control clínico de los pacientes es mejor. Con todo y con eso, alerta de que “los números van a seguir subiendo. Los infectados de hoy son los ingresados de mañana y los que acaben en la UCI pasado mañana”.

En ese contexto, los expertos y cada vez más responsables de salud de la Comunidades piden que se vaya a un confinamiento total. Sin embargo, el Gobierno central se niega.

Tanto Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, como Salvador Illa, ministro de Sanidad, sostienen que con las medidas actuales será bastante para controlar la expansión del virus.

Hay que actuar ya, según el doctor Bengoa

Por el contrario, Bengoa considera que hay que actuar ya. Ha pedido no detenerse en lo bien o mal que se han hecho las cosas y mirar a futuro. A su juicio, lo más efectivo sería un confinamiento domiciliario parecido al de marzo de menor duración. Del mismo modo en que se está haciendo en otros países.

Así, asegura, “un confinamiento de tres o cuatro semanas es probablemente donde acabaremos estando dentro de unas semanas”. Por eso, pide al Ejecutivo de Pedro Sánchez que fije una normativa nacional acorde con el estado de alarma.

De esta manera, los gobiernos autonómicos podrían aplicar medidas según sus puntos de mayor incidencia y actuar “más fuerte de lo que ya están haciendo”.

De ser así, se podría bajar la incidencia a menos de 100 y tener una vacunación “más tranquila”. Durante la tercera ola es más difícil la administración de la vacuna.

En ese sentido, el doctor se lamenta del ritmo de las vacunaciones, a la vez que ha pedido un mayor compromiso de los gobiernos en la planificación del proceso.

“Es un poco irritante saber que la ciencia se ha movido a la velocidad de la luz para descubrir una vacuna y que ahora no la estemos utilizando con todo su potencial”, concluyó Bengoa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.