Djokovic sabrá hoy si puede disputar el Open de Australia

Djokovic sabrá hoy si puede disputar el Open de Australia

Finalmente será este lunes cuando Novak Djokovic, tenistas serbio y número uno del mundo, sabrá si puede entrar en Australia para disputar el Open aussie.

El caso se desenlazará hoy después de que un juez haya desestimado la petición del Departamento del Interior australiano de retrasar el día de apelación.

Una apelación que los abogados de Djokovic presentaron el mismo día en que el tenista quedara retenido en el aeropuerto de Melbourne durante ocho horas.

Posteriormente se le trasladó al Park Hotel de Melbourne, una suerte de centro donde pasan cuarentena los turistas contagiados. También, migrantes que no han obtenido el visado o peticionarios de asilo.

Es lo que le ha ocurrido al número uno del tenis mundial. Inicialmente, pese a no haberse vacunado, condición indispensable para entrar en Australia, había conseguido una exención médica.

Este tipo de exenciones sólo se conceden por razones sanitarias suficientes, como una reciente intervención quirúrgica o un proceso alérgico.

Asimismo, pese a no haberse vacunado, haber pasado la Covid. Esto es lo que la defensa de Djokovic ha esgrimido ahora, que el tenista pasó la enfermedad en diciembre.

Esta es la razón por la que la organización del torneo le autorizó. Así, si esto es cierto, en la teoría debería poder entrar en Australia y disputar el Open.

Djokovic dio positivo, pero fue a actos sin mascarilla

En cambio, su integridad ética quedaría más que en entredicho. El mismo día de saber que era positivo en coronavirus acudió a varios actos públicos y lo repitió días después. En todos ellos, sin mascarilla y sin guardar la distancia de seguridad.

Así las cosas, cuando Djokovic intentó entrar en territorio australiano para preparar el torneo, la Fuerza Fronteriza de Australia canceló su visado. “No proporcionó las pruebas adecuadas para cumplir con los requisitos de entrada a Australia”, señalaron las autoridades del país.

Posteriormente, un juez decidió aplazar la vista a este lunes y ha sido este mismo magistrado, Anthony Kelly, quien ha denegado retrasar más la apelación.

Y es que los abogados de Asuntos Internos solicitaron al Tribunal de Circuito Federal que la decisión se retrasara al miércoles. Sin embargo, el juez ha decidido resolver el caso hoy puesto que retrasarlo al miércoles suponía superar la fecha límite para inscribir al tenista serbio.

Porque, hay mucho en juego, económico, político, moral… Si Djokovic no juega, el torneo deja de ingresar.

Además, si no hay razones suficientes para impedir su entrada, las autoridades australianas se la juegan en un momento en que se cuestiona su política migratoria por desproporcionada.

Si Djokovic no juega el torneo, el propio tenista pierde enteros y dinero. Incluso, podría llegar a cuestionarse su número uno. Todo ello podría, asimismo, llevar a un sinfín de demandas y contrademandas. En fin, que el punto, set y partido están al caer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.