Dirigentes del PP reconocen que pueden acabar como la UCD

Dirigentes del PP reconocen que pueden acabar como la UCD

Piden la refundación del partido.
Militantes y votantes del PP, que opinan que lo sucedido con la presidenta de la Comunidad de Madrid podría suponer la desaparición del partido, piden a sus dirigentes que hagan algo para evitar acabar como la UCD de Adolfo Suárez, que pasó de tener 168 diputados a, tras las elecciones de 1982, quedarse con 11, y poco después se disolvió. Las elecciones autonómicas y municipales están muy cerca y el golpe del caso Cifuentes sitúa a los populares en el peor de los escenarios. La crisis en la Comunidad de Madrid ha puesto en evidencia unas prácticas corruptas y mafiosas en el seno del partido.
Todos los presidentes de la comunidad madrileña están en entredicho. Alberto Ruíz Gallardón, por la compra de Inalsa, Ignacio González, por el caso Lezo y todo lo que hay detrás, Esperanza Aguirre, por la Ciudad de la Justicia, que denunció Cristina Cifuentes, quien, a su vez, se ve forzada a dimitir por el caso del Máster y dos botes de crema antiedad. El partido se hunde y hay miedo al futuro. Mientras, desde la dirección del PP lo primero que dicen es que aunque lo sucedido en Madrid no tiene similitudes en otros territorios, les afecta a todos, mientras algunos creen que Rajoy “solo piensa en los presupuestos” y no tiene conciencia de lo grave del asunto.

Descoordinación, incluso, en el Gobierno
“Nos jugamos que nos sustituyan como opción de centroderecha”, es ya una opinión generalizada, coincidiendo en que lo malo es que “nadie hace nada”, no solo por Rajoy, sino por el partido en sí mismo. E incluso en el Gobierno, donde, dicen, “cada uno va por su lado”. Prueba de ello, dicen algunos, es la descoordinación y contradicción entre Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda, que sostuvo que no hubo malversación en el referéndum del 1 de octubre -aunque luego en el Congreso matizara que existía la posibilidad de que hubiera facturas falsas-, mientras Alfonso Dastis, ministro de Exteriores dice lo contrario.
El “rearme ideológico” debía haberse producido en la convención de Sevilla, como un intento de reanimar al partido, pero todo quedó en palabras vacías y la posterior precipitación de los hechos de Madrid asestó el golpe de gracia. “Hemos perdido electorado por la derecha y por el centro”, destacan. De ahí que se clame por la refundación del PP, con nuevos principios ideológicos que sean pilar para sostener un proyecto político renovado con nuevos líderes, toda vez que el que impulsó José María Aznar, y que tantos éxitos electorales les proporcionó, se basaba en cuatro principios, la unidad de España, regeneración política -por los casos de corrupción del PSOE-, política antiterrorista y gestión económica. El último se da por concluido, el penúltimo ya no cuenta, “de la regeneración, mejor no hablamos”, reconocen, y el discurso de la unidad de España se lo ha quedado Ciudadanos, mientras se respira el ánimo de que, tal vez, ya no sea posible ponerle remedio.

1 thought on “Dirigentes del PP reconocen que pueden acabar como la UCD”

  1. El PP no puede acabar como UCD porque en UCD había muchas personas decentes, con educación y lealtad a sus principios. Todo lo contrario que el PP que no saben por donde andan, y lo que más les interesa es salvar su piel… y los demás que se las arreglen como puedan. ¡Patético y vergonzoso!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.