Diputados italianos defienden el desembarco de inmigrantes

Diputados italianos defienden el desembarco de inmigrantes

El buque Sea Watch 3 se encuentra en las costas de Sicilia después de haber rescatado a 47 inmigrantes hace días al norte de Zuwara.
El Sea-Watch 3, buque de rescate de inmigrantes, ha sido visitado por tres diputados del Parlamento italiano para conocer su situación y pedir que puedan desembarcar los 47 inmigrantes que permanecen a bordo, ya que Roma se niega a aceptarlos.

El buque, con bandera holandesa, está gestionado por la ONG Sea-Watch, de Alemania. Su localización se halla en las costas de Sicilia después de que el pasado 19 de este mes rescatara a un grupo de inmigrantes al norte de Zuwara, en Libia. A finales de la semana pasada entraron en aguas jurisdiccionales italianas mientras huían del temporal.

“Estamos aquí para verificar las condiciones de los pasajeros y la tripulación. Pedimos que todos puedan desembarcar de inmediato”, ha dicho Riccardo Magi, diputado de Más Europa, a través de Twitter.

Hacinados en una habitación de apenas 25 metros cuadrados con un solo aseo, se encuentran los inmigrantes, además de totalmente exhaustos. “Puede imaginarse” lo que ello conlleva, ha señalado Magi en unas declaraciones a SkyTG24, según ha recogido Europa Press.

Junto con Magi, del partido centrista Más Europa, también ha estado Nicola Fratoianni, de Izquierda Italiana, y Stefania Prestigiacomo, de Forza Italia. Los diputados llegaron hasta el buque en una lancha y contra la orden de las autoridades de no llegar hasta el Sea-Watch 3.

Matteo Salvini, ministro de Interior y dirigente del partido ultraderechista La Liga, ha acusado a los diputados de “incumplir las leyes italianas y fomentar la inmigración ilegal”, avisando, además, de la presentación de cargos contra la tripulación del buque por no obedecer las órdenes de la Guardia Costera, poniendo en peligro la vida de los inmigrantes.

El buque, situado a pocos kilómetros de Siracusa, en la costa siciliana, se ha encontrado con la política del Gobierno italiano de “puertos cerrados”, mediante la que se pretende reivindicar mayor implicación por parte de otros países de la UE respecto a la acogida de inmigrantes, evitando, así, el “efecto llamada”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.