Dimite la directora general de Trabajo

Dimite la directora general de Trabajo

A causa de la aprobación de un sindicato de prostitutas.
Concepción Pascual, directora general de Trabajo, ha sido relevada de su cargo después de aceptar su dimisión Magdalena Valerio, ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

El motivo es la aprobación desde su departamento de OTRAS, acrónimo de Organización de Trabajadoras Sexuales, un sindicato de prostitutas.

La constitución de esta organización fue publicada el 4 de agosto en el Boletín Oficial del Estado y horas después, la ministra reconoció que le habían marcado “un gol por la escuadra”.

Valerio pidió entonces a la Abogacía del Estado que encontrara una fórmula para anular esta decisión. Al no tener ningún error de forma, ahora se busca cómo dejarla sin efecto por “cuestiones de fondo”.

Desde el ministerio se asevera que la aprobación fue un error y se realizó “como un mero acto administrativo”. La ministra sostiene que “no avalaremos un sindicato de una actividad que no es legal y que vulnera los derechos de las mujeres. No lo hará un Gobierno socialista y feminista”.

Tanto Carmen Calvo, vicepresidente del Ejecutivo, involucrada en la cuestión, como Valerio coinciden en que “la prostitución no es compatible con la igualdad entre hombres y mujeres”.

Conxa Borrell, secretaria general del sindicato, ha respondido al Gobierno que “las trabajadoras sexuales merecemos los mismos derechos laborales que el resto de la sociedad española, ni uno más. Pero tampoco consideramos quedarnos con uno menos”.

Desde la organización han tildado la reacción del Ejecutivo como una “absoluta locura”. Desde entonces se ha abierto un intenso debate entre grupos políticos, sindicatos e incluso en el seno del movimiento feminista y entre las propias prostitutas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.