Las dificultades de Rusia para pagar su deuda

Las dificultades de Rusia para pagar su deuda

Por mucho que los políticos económicos rusos insistan en que no, lo cierto es que Rusia se enfrenta a grandes dificultades para pagar su deuda.

De hecho, ya ha dejado de cumplir sus obligaciones de pago de su deuda denominada en moneda extranjera por primera vez en un siglo.

Y es que el pasado domingo venció el periodo de gracia de 30 días para que Moscú pagase los 100 millones de dólares en intereses de sus bonos. Contractualmente, debería haber abonado el pasado 27 de mayo.

De hecho, es la primera vez desde 1918 que Rusia no hacer frente al pago de su deuda en divisas. La otra ocasión en que no afrontó sus obligaciones fue en 1998, pero afectaba abonos en rublos.

Así, el impago de la deuda podría declararse formar se alguna de las agencias de calificación así lo hiciera. Sin embargo, debido a las sanciones, todas retiraron sus calificaciones de las entidades rusas

No obstante, los acreedores pueden declarar el impago de la deuda si un 25% de los propietarios de los bonos en circulación está de acuerdo.

Con todo, según Bloomberg, esta declaración de impago del gigante euroasiático tendría tan solo un carácter “simbólico”.

Por su lado, Rusia lo ha tildado de “farsa” al entender que se ha provocado de manera artificial. Sostiene que se le impide hacer frente a los pagos y que tenía los recursos y la voluntad de cumplir con sus obligaciones.

Asimismo, Estados Unidos anunció a finales de mayo que no renovaría la exención que permitía procesar caso por caso a través de entidades estadounidenses e internacionales los pagos de la deuda rusa.

De este modo, dejaba al Kremlin sin capacidad para pagar su deuda denominada en moneda extranjera.

Cabe recordar que a mediados de abril se produjo el primer default de una empresa rusa. En concreto, de Russian Railways.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.