La deuda española, con interés negativo

La deuda española, con interés negativo

Por primera vez en su historia, el Tesoro ha conseguido colocar deuda española a diez años con interés negativo. En la subasta de ayer se vendieron títulos por importe de 921 millones con un rendimiento marginal del -0,016%.

De este modo, es la primera vez que un país periférico va a cobrar por colocar deuda a este plazo. Es cierto que el bono portugues a diez años entró en territorio negativo en el pasado martes, pero fue en el mercado secundario. Hasta ahora, sólo Francia y Alemania lo habían hecho en el mercado primario.

Además, se produce antes de conocerse la decisión del Banco Central Europeo (BCE) sobre si aumentará el programa de compra de importe y plazo.

Esta caída en los rendimientos de esta subasta también se ha reflejado en el mercado secundario. La deuda a diez años lleva tres sesiones consecutivas en mínimos históricos. Hoy se situó en el 0,01%, a punto de entrar en terreno negativo.

El mercado confía en la deuda española y la recuperación

Según el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, lo acontecido ayer con la deuda española es reflejo de “la confianza de los inversores en la eficacia de las medidas adoptadas por el Gobierno español”.

Se trata de algo impensable a mediados de marzo cuando estalló la epidemia. Entonces, disparó la rentabilidad de la deuda a diez años hasta el 1,22%, algo que no sucedía desde abril de 2015.

El hecho de que hayan cobrado fuerza los rendimientos negativos en el mercado es un mensaje de confianza en la recuperación de la economía española.

También se emitieron obligaciones vinculadas a la inflación en la zona euro

Asimismo, el Tesoro ha emitido también obligaciones a diez años indexadas a la evolución de la inflación en la zona euro. Con un cupón del 0,65% y una vida residual de siete años, se han asignado títulos por un total de 482 millones de euros. El interés marginal se situó en el -1,135%, cuando en la puja anterior estaba en el 0,768%.

A su vez, los inversores solicitaron 2.806,39 millones en obligaciones a diez años. Con ello, la tasa de cobertura se situó en 3,05 veces. Respecto a los títulos vinculados a la evolución de la inflación europea, los inversores pidieron 927,05 millones, situando la tasa de cobertura en 1,92 veces.

Tan solo queda una subasta para el cierre del ejercicio. En los meses desde que comenzó la epidemia en España, el Tesoro ha conseguido reducir el coste de emisión y de la deuda española en circulación a mínimos nunca vistos.

Los datos de Economía señalan que el tipo medio de las nuevas emisiones está en el 0,18% y el de la deuda en circulación en el 1,86%. El organismo que dirige Carlos San Basilio confiaba en captar entre 750 y 2.250 millones de euros en esta subasta, la última de bonos y obligaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.