Una deuda de 1,3 billones

Una deuda de 1,3 billones

La deuda pública española alcanzó, al cierre del segundo trimestre, una tasa récord del 110,1 % del PIB, tras marcar también un nuevo máximo histórico, en términos absolutos, de 1.290.657 millones de euros. Se supera así otro récord, de junio, en que se rozaba el 99% del PIB.

Una cifra que supone un crecimiento interanual del 6,9 %, según los datos publicados por el Banco de España.

El nivel de deuda alcanzado al cierre del segundo trimestre es 11,5 puntos superior, respecto al que había un año antes, lo que se enmarca en un contexto de lucha contra la COVID-19 que ha mermado las cuentas públicas.

La tasa, está a poco más de cinco puntos del objetivo del Gobierno para el conjunto del año, fijado en abril en el 115,5 % del PIB. Aunque, la decisión del miércoles de suspender las reglas fiscales, no obliga ya a tener una meta de deuda que cumplir, sino un nivel de referencia que previsiblemente será revisado en las próximas semanas.

La administración central es la que carga con el mayor aumento de deuda, tras sumar 86.796 millones en el último año, hasta un total de 1.158.811 millones.

El crecimiento de la deuda de este sector, en términos interanuales, fue del 8,1 % y se concentró en emisiones de valores a medio y largo plazo del Estado.

El endeudamiento de las comunidades autónomas en el último año ha pasado de 300.633 a 305.689 millones (un 1,7 % más), y el de las administraciones de la Seguridad Social ha crecido de 48.693 a 68.855 millones de euros (un 41,4 % más).

Llama la atención que ambos casos suponen, también, máximos históricos.

También bate récords la deuda de las autonomías

Medido sobre el PIB, el endeudamiento autonómico alcanzó una tasa récord del 26,1 %, mientras que las administraciones de la Seguridad Social también registraron un nuevo techo en el 5,9 %.

Las corporaciones locales son la única administración que ha reducido su deuda, al restar 1.266 millones y bajar el total acumulado a 24.967 millones, equivalentes al 2,1 % del PIB.

En el último año todas las comunidades autónomas aumentaron su deuda, salvo Andalucía, Baleares, Canarias, Extremadura y La Rioja, que lograron disminuirla.

Las mayores deudas, en términos absolutos, son las de Cataluña (80.015 millones), Comunidad Valenciana (49.977 millones) y Madrid (35.646 millones).

En términos relativos, el primer puesto es para la Comunidad Valenciana (46 % de su PIB), seguida por Castilla-La Mancha (38,7 % de su PIB) y Cataluña (35,9 % de su PIB).

Del endeudamiento de la administración local, 7.655 millones, corresponden a capitales de provincia. 10.791 millones, a no capitales de provincia; 6.253 millones, a diputaciones y consejos y cabildos insulares; y 268 millones, a ciudades autónomas.

De los ayuntamientos con más de 300.000 habitantes, Madrid se mantiene a la cabeza con una deuda de 1.977 millones, aunque por debajo de los 2.689 millones de 2019, y lejos del récord de 7.733 millones registrado en 2012.

Le sigue Barcelona, con una deuda que ha bajado de 800 a 769 millones en el último año, y Zaragoza, que he reducido la suya de 830 a 734 millones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.