Detienen en Turquía a 700 personas que se oponían a los ataques a Siria

La operación Rama de Olivo comenzó en enero.
Según informan diversos medios, alrededor de 700 ciudadanos turcos fueron detenidos por sus críticas a la campaña militar iniciada por el ejército en Siria. Las protestas eran tanto en las redes sociales como otras acciones. Un comunicado del Ministerio del Interior señala que desde el comienzo de la operación Rama de Olivo se ha arrestado a centenares de personas por “distribuir propaganda terrorista a través de las redes sociales” y otras por “participar en acciones de protesta”. La persecución ya alcanza, incluso, a la Asociación de Médicos Turcos, poniéndose en duda, de nuevo, si Recep Tayyip Erdogan, presidente de Turquía, respeta el derecho a la libertad de expresión.
El ejército turco inició el mes pasado una ofensiva militar aérea y terrestre, bajo el nombre Rama de Olivo, contra las milicias kurdas, YPG, en Afrin, al noroeste de Siria, una operación apoyada por los medios de comunicación turcos y la mayoría de partidos políticos, salvo la oposición favorable a los kurdos. Las autoridades turcas advierten que perseguirán a aquellos que se opongan, critiquen o tergiversen la ofensiva, y el propio Erdogan ha calificado de “traidores” a los opositores a la intervención militar. La semana pasada, después de que la Asociación de Médicos Turcos criticara la ofensiva del Ejército en Siria, un fiscal ordenó la detención de varios miembros de esta organización, así como de otras personas por apoyarles. Ibrahim Kalin, portavoz de Erdogan, declaró a los medios que “hay muchas leyes que prohíben la glorificación del terrorismo, la defensa del terrorismo a través de propaganda y de los medios de comunicación. Los fiscales se están limitando a aplicar dichas leyes”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.