Descubren una red de semiesclavitud laboral en Andalucía

Descubren una red de semiesclavitud laboral en Andalucía

Desarticulada en las provincias de Córdoba y Sevilla una red criminal que supuestamente se dedicaba a la trata de personas y a la semiesclavitud laboral. Sometían a quienes captaban a condiciones laborales “muy extremas” e “infrahumanas”.

La Policía Nacional ha practicado 29 detenciones en el marco de esta operación contra esta presunta red criminal. Principalmente, captaban a ciudadanos extranjeros para someterlos a un régimen de semiesclavitud laboral en diferentes campañas de trabajo.

La Policía ha emitido un comunicado en el que destaca que esta intervención se ha conocido precisamente el Día Europeo contra la Trata de Seres Humanos. Señala el documento que las víctimas llegaban a España con la promesa de un trabajo digno y condiciones de vida prósperas.

En cambio, los ahora detenidos “aprovechaban su vulnerabilidad y su situación de necesidad para someterlos a durísimas condiciones laborales”.

Esta investigación dio comienzo en los meses de enero y febrero después de haberse realizado varias inspecciones de trabajo en Palma del Río (Córdoba). Entonces se llevaba a cabo la campaña de recogida de la naranja.

Los trabajadores manifestaron a los inspectores las condiciones de trabajo. Realizaban sus tareas en “interminables jornadas sin comida ni agua y cobrando cantidades muy por debajo de lo estipulado”, trasladaron. Los investigadores tuvieron acceso a estas declaraciones.

A partir de ello, se constataron dichas condiciones. En vehículos para ocho personas “metían hasta a 15 trabajadores, utilizando incluso el maletero para transportarlos”, explica la Policía.

También se confirmó que trabajaron “en muchas ocasiones desde el mediodía hasta la puesta del sol, sin acceso ni siquiera a agua”, a pesar de las altas temperaturas en julio y agosto. Por esa razón, “algunos de ellos acababan sufriendo desvanecimientos, insolaciones o situaciones de deshidratación”, reza el documento policial.

Utilizaban sus empresas para imponer esa semiesclavitud laboral

La organización criminal la formaban ciudadanos sudamericanos. Captaban a los trabajadores y los iban moviendo por sus empresas en distintos municipios de Córdoba y Sevilla.

Los empresarios de la red de supuesta semiesclavitud laboral utilizaban sus compañías “imponiéndoles” a los trabajadores “las condiciones laborales y lucrándose de esa situación”.

Presuntamente daban de alta fraudulentamente en la Seguridad Social para obtener beneficios y darlos de alta en las empresas que controlaban. Con todo, cobraban un salario al día “sensiblemente inferior al percibido por las tareas agrícola”.

Según el relato de la Policía, sí mantenían a los trabajadores en situación de alta por si había inspecciones de trabajo. Con ello, “defraudaban a la Seguridad Social al generar futuras prestaciones sin tener los requisitos para poder trabajar”.

En los cuatro registros llevados a cabo por la Policía Nacional los agentes pudieron constatar que se encontraban “hacinados” varios de los trabajadores. Igualmente, comprobaron las condiciones “infrahumanas”. En uno de los edificios convivían más de 30 ciudadanos, aunque sólo disponían de un baño, dormían en el suelo y apenas tenían comida.

Los detenidos están imputados de unos supuestos delitos de trata de seres humanos con intención de explotación laboral, falsedad documental, delitos contra la Seguridad Social, contra los derechos de los trabajadores, contra los derechos de los ciudadanos extranjeros y favorecer la inmigración clandestina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.