El déficit del Estado se sitúa en el 1,66%

El déficit del Estado se sitúa en el 1,66%

En el primer semestre del año, el déficit del Estado se ha situado en el 1,66% del PIB, hasta los 21.737 millones de euros.

Esto es, además, una caída del 59% comparando con el mismo periodo del año anterior. En julio de 2021, el déficit del estado equivalía al 4,4% del PIB.

Detrás de este descenso se encuentra un aumento de los ingresos no financieros del 32,5% frente a los gastos que crecieron un 3,1%.

Así, desde el Ministerio de Hacienda señalan que “continúa la senda de descenso del déficit del Estado iniciada en 2021 como consecuencia de la reactivación económica y la creación de empleo”.

Por otra parte, el déficit del conjunto de las Administraciones y la Seguridad Social se situó, en el primer semestre, en el 2,24% del PIB. Se excluyen las corporaciones municipales.

En concreto, en 29.248 millones de euros lo que supone una caída del 45,5% respecto al mismo periodo de 2021.

Asimismo, incluyendo el saldo de la ayuda a las instituciones financieras de 395 millones, el déficit público se situó en el 2,27% del PIB.

Respecto al déficit público hasta junio, el de la Administración Central suma a la mayor parte, 21.993 millones, es decir el 1,68% del PIB.

A su vez, dentro de éste, el déficit del Estado descendió a los 24.056 millones, el 1,84% del PIB.

De otro lado, los Organismos de la Administración Central tuvieron hasta junio de 2022 un superávit de 2.063 millones. Esto es un 82,7% más comparando con un año antes.

Asimismo, las administraciones regionales registraron un déficit, hasta junio, de 8.168 millones, el 0,62% del PIB, cuando hace un año era de 7.714 millones.

Este aumento se debe al incremento de los gastos en un 3,8%, frente al crecimiento de los ingresos a un ritmo del 3,7%.

Respecto a la Seguridad Social, hasta junio de 2022 los datos señalan un superávit de 913 millones. Un año antes había un déficit de 7.066 millones.

Por tanto, se trata de un superávit del 0,07% del PIB, cuando hace un año se registraba un déficit del 0,59%.

Detrás de este buen comportamiento, el crecimiento de los ingresos en un 6,4%, entre las que destacan las cotizaciones que subieron un 5,5%. Además, los gastos bajaron un 1,5%.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.