El déficit del Estado se multiplica por cinco

El déficit del Estado se multiplica por cinco

Hasta los 48.767 millones de euros se elevó el déficit del Estado en el primer semestre del año a causa de la crisis del coronavirus. Esto significa que se ha multiplicado por cinco la cifra del mismo periodo del año pasado, que fue de 10.346 millones de euros. A su vez, representa el 4,36% del PIB, cuando el pasado año fue del 0,83%.

Por otro lado, el déficit de las administraciones públicas, a partir de las corporaciones locales, se elevó hasta el 4,2% del PIB, contando hasta mayo. Son 47.009 millones de euros, cuando en ese mismo periodo de 2019 fue del 1,31% del PIB y 16.349 millones de euros.

Es el resultado de los datos de ejecución presupuestaria del Ministerio de Hacienda. Todos ellos estarán afectados por la declaración del estado alarma y todas las medidas adoptadas por el Gobierno para gestionar la epidemia. Entre ellas, las decisiones tomadas para mitigar los efectos sociales, económicos y laborales de la crisis.

En términos de PIB, el déficit del Estado se eleva a una ratio del 4,36%. Pasa a situarse en el 3,35% (déficit primario) y deduciendo el efecto del gasto en intereses. Contrasta con el superávit primario del 0,20% del año pasado.

La caída de los recursos en un 14,4% (-81.018 millones de euros) está detrás de esta evolución del déficit del Estado. Esto se debe a la menor actividad económica por las medidas de confinamiento que se adoptaron para detener la expansión del virus.

A su vez, el gasto público se elevó un 23,7%, hasta los 129.785 millones de euros, a causa del incremento de programas sanitarios. También, por las mayores transferencias corrientes a la Seguridad Social y a las comunidades autónomas.

Asimismo, desde el 1 de enero se ha realizado una operación de reversión de las autopistas de peaje AP4 y AP7 de carácter no recurrente. Esto supuesto 1.745 millones, que afectarán al volumen total de ingresos y de gastos del Estado en todo el ejercicio 2020. No obstante, no tendrá incidencia en el déficit.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.