Decenas de muertos por un tiroteo en una fiesta de estudiantes en Estados Unidos

Decenas de muertos por un tiroteo en una fiesta de estudiantes en Estados Unidos

Hace dos semanas se produjo otra matanza en una sinagoga en Pittsburgh, Pensilvania.
Un hombre armado entró disparando en un club nocturno en Thousand Oaks, en Los Ángeles, California, donde se celebraba una fiesta de estudiantes y ha acabado con la vida de, al menos, trece personas y causado una veintena de heridos. No se descarta que haya más fallecidos. El sheriff adjunto, que se enfrentó al atacante, es una de las víctimas mortales. El agresor fue encontrado muerto en el local, sin que se haya conocido todavía su identidad.

Según han narrado algunos testigos, un varón alto y de pelo negro irrumpió en el Borderline Bar & Grill, un local de estilo country, cubierto con una capucha negra y comenzó a disparar contra los clientes, después de haber acribillado a la persona que trabajaba en la puerta. Antes de morir había disparado indiscriminadamente al menos en 30 ocasiones.

La policía no ha revelado si fue abatido por las fuerzas de seguridad o si se trata de un suicidio. Según ha declarado Garo Kuredjian, responsable policial del condado de Ventura, el policía muerto pertenecía a la primera pastilla que llegó al lugar e “intentó neutralizar la amenaza”.

Geoff Dean, sheriff del condado de ventura, ha señalado que cuando las fuerzas de seguridad controlaron la situación y entraron en el local “encontraron a personas escondidas en baños y en altillos”. “Es una escena horrible. Hay sangre por todos lados. No tenemos idea de si existe un vínculo terrorista o no. Como saben, las investigaciones están en curso y esa información surgirá en cuanto podamos determinar exactamente quién era el sospechoso y qué motivos lo llevaron a este acto horrible”, indicó.

En el interior del local cundió el pánico cuando el agresor entró disparando. Algunos se salvaron gracias a que algún amigo les empujó hacia un balcón exterior, mientras otros rompían las ventanas para huir.

Donald Trump, presidente de Estados Unidos, ha enviado un mensaje por Twitter: “Gran valentía mostrada por la policía. La Patrulla de Carreteras de California estaba en la escena de los hechos en tres minutos y el primer agente en entrar disparo en numerosas ocasiones. Ese sargento del sheriff murió en el hospital. Dios bendiga a todas las víctimas y familiares de las víctimas”.

Hace dos semanas se produjo el asesinato de 11 personas en un tiroteo masivo en el interior de una sinagoga en Pittsburgh, Pensilvania, el mayor crimen antisemita individual sucedido en el país. Ya van 66 víctimas mortales en lo que va de año en los ocho tiroteos más graves perpetrados en Estados Unidos, incluido el de ayer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *