Decenas de muertos en un atentado en Mali

Decenas de muertos en un atentado en Mali

Unas cien personas han fallecido como consecuencia de un ataque perpetrado en Malí contra una localidad de mayoría dogon que se encuentra en el centro del país, informan fuentes del Ministerio de Defensa y el Gobierno del país.

El suceso tuvo lugar en la noche del domingo al lunes en Sobanou, situada a 26 kilómetros de Sangha, localizada en el círculo de Bandiagara, región de Mopti, que en los últimos meses ha sido escenario de una creciente ola de violencia.

Ali Dolo, alcalde de Sangha, en declaraciones a France 24, ha especificado que se han encontrado 95 cuerpos calcinados y ha avisado que el número de víctimas puede aumentar. Del mismo modo, ha trasladado que hay 19 personas desaparecidas. Así lo ha trasladado a Reuters: “de una población de unos 300 habitantes, solo 50 respondieron al recuento”.

El ataque habría sido perpetrado por armados procedentes del distrito de Bankass, también conocidos como peul o fulanis, que tras anochecer llegaron a dogon, tal como Moulaye Guindo, alcalde de Bankass, ha trasladado a Reuters.

“Hombres armados, aparentemente peul, dispararon contra la población y quemaron la localidad”, ha indicado Siriam Kanouté, responsable de la localidad de Bandiagara.

El Gobierno de Malí, a través de un comunicado, ha trasladado el balance de fallecidos y desaparecidos, responsabilizando del atentado que tuvo lugar “hacia las 3.00 horas”, a “hombres armados, presuntamente terroristas”. Independientemente de los fallecidos, los asaltantes además mataron varios animales e prendieron fuego a viviendas, ha explicado.

“Actualmente hay desplegados refuerzos en el sector y están llevando a un amplio rastreo para localizar a los autores”, ha dicho el Gobierno, que ha prometido garantizar que “se adoptarán todas las medidas necesarias para detener y castigar a los autores de esta matanza”.

Este es el segundo ataque más sangriento que ha tenido lugar en el país en lo que va de año, después de la matanza de 160 peul supuestamente por una milicia de autodefensa que tuvo lugar en Ogossagou en el mes de marzo.

Los grupos islamistas han encontrado en los jóvenes peul una fuente de reclutas. Esta comunidad peul se dedica de modo tradicional al pastoreo y se sienten abandonados por el Estado central. Por ello, los enfrentamientos entre etnias son muy frecuentes.

Después de producirse este último atentado, a través de un comunicado han condenado “este acto terrorista y genocida intolerable” y solicita a los habitantes del conocido como ‘país Dogon’ a movilizarse “para la defensa de su territorio” del mismo modo que a las autoridades y a la comunidad internacional.

Dan Nan Ambassagou “considera este ataque como una declaración de guerra”, y considera testigos tanto a los malienses como a la comunidad internacional, asegurando a la población que se encargará de su protección “ya que ha quedado claro que ni el Estado, ni la comunidad internacional no se interesan” por la población.

“El país dogon no será nunca la colonia o el esclavo de ningún tipo de nadie”, ha subrayado el grupo armado en su comunicado, que han recogido medios locales, dando así por comenzada “la lucha por la salvaguarda de la dignidad y la libertad” de los dogon y resaltando que están preparados para verter su “sangre” en esta empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *