“De moderado, nada”, por Francisco Estepa Vílchez.

Francisco Estepa Vílchez.

Creo que nadie puede poner en duda que lo que hoy preocupa a la sociedad, es lo que tiene repercusión en los medios de comunicación. Lo que no se sabe, pues no tiene importancia y no indigna a nadie, salvo a quienes pueda afectar de forma directa y esto es lo que está pasando a un grupo de familias del pueblo de Écija en la provincia de Sevilla, que están siendo víctimas de un “pelotazo urbanístico” mientras el Gobierno andaluz de la derecha y su Presidente, Moreno Bonilla, han mirado hacia otra parte.

Ahora, lo noticiable es Afganistán y el peligro de los extremistas talibanes, que son lo más parecido a los fascistas de la extrema derecha en España. Lo más preocupante no es el fracaso de 20 años de ocupación occidental, sino la situación de un país -que la mayoría no sabría encontrar en un mapa- por las atrocidades que se están cometiendo y se cometerán contra los derechos humanos y especialmente contra las mujeres afganas. Con Afganistán, ya tenemos portadas y artículos para varias semanas… hasta que otro asunto se considere más noticiable.

Mientras tanto, aún en situación de pandemia, casi 100 familias vulnerables que viven en viviendas sociales de Écija, ven como el Presidente de la Junta de Andalucía y líder del PP andaluz, Juan Manuel Moreno Bonilla, al que algunos etiquetan de “moderado”, les ha dado la espalda, permitiendo que un fondo “buitre” creado para esta operación, compre sus viviendas por unos 12.600 euros/vivienda y las intente vender a más del triple a sus inquilinos. Parece que este escándalo urbanístico no vende periódicos o que los medios de comunicación prefieren dar también la espalda a esos cientos de andaluces que viven en Écija. Tal vez, si la Fiscalía abriese una investigación de oficio en defensa de los derechos de estos ciudadanos por un posible delito de tráfico de influencias (art. 429 del Código Penal), los medios de comunicación prestarían más interés.

Hay que reconocer que en pleno mes de agosto, con record de calor en Andalucía y España, muchos pensarán que todos los políticos están de vacaciones y sin preocuparse por el inminente peligro de desahucio para estas familias, que ven como Moreno Bonilla, el “moderado”, reproduce en Andalucía lo que ya hizo en Madrid Ana Botella. Por ello, me alegra saber que el Diputado autonómico de Jaén, Felipe López, esté peleando en la calle junto a los vecinos, quienes son considerados por otros como noticias de última página y el Gobierno de la derecha les da la espalda, mientras baja los impuestos a los más ricos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.