Cuba unifica su moneda

Cuba unifica su moneda

Miguel Díaz-Canel, presidente de Cuba, ha anunciado que en los próximos días acometerá una serie de medidas entre las que destaca la unificación monetaria. También, la reforma salarial y de las pensiones, y los precios.

Díaz-Canel sabe que una reforma difícil por la transversalidad de la misma. Sin embargo, es necesaria debido a la complejidad que está viviendo el país. Hacía referencia a la crisis provocada por el coronavirus

Acompañado del primer ministro Manuel Marrero, Díaz-Canel ha explicado, ante las cámaras de la televisión pública cubana, que, eliminando el peso cubano y el peso cubano convertible se garantizan los depósitos bancarios. Ya sean en divisas extranjeras como locales, precisó.

El presidente cubano sabe que unificar la moneda no es la solución mágica a los problemas económicos de Cuba. En cambio, en su opinión, “sí deben conducir a un aumento de la productividad laboral”.

La dualidad monetaria en Cuba está vigente en la isla desde 1994 como parte de una política financiera consecuencia del colapso de la Unión Soviética, su principal socio económico hasta ese momento.

La desaparición del campo socialista provocó en la isla una fuerte crisis económica, produciéndose una caída del 35 por ciento de su PIB.

La unificaicón monetaria en Cuba persigue la mejora del poder adquisitivo

Estas medidas tienen como objetivo mejorar el poder adquisitivo de la población, incluidas las pensiones. Además, persigue la eliminación de subsidios innecesarios, aunque se seguirá brindado apoyo social a aquellas personas con insuficientes ingresos.

“En una primera etapa, la cartilla de racionamiento seguirá vigente como fórmula para asegurar el acceso de las personas a productos básicos como alimentos y evitar el acaparamiento”, ha puntualizado Díaz-Canel.

Este nuevo paquete de medidas se produce también como consecuencia de las recientes sanciones económicas a Cuba, impuestas desde Estados Unidos. Suman ya 121 en menos de dos años.

Hace ya un par de semanas, Díaz-Canel se refirió a las últimas sanciones estadounidenses como “crueles”. La Administración de Trump, en su autoproclamada lucha contra la “opresión comunista”, prohibió la importación de tabaco y alcohol cubano. Igualmente, el alojamiento de ciudadanos estadounidenses en hoteles de la isla.

Díaz-Canel ha denunciado que este aumento de las políticas coercitivas de Estados Unidos en los últimos meses tiene fines electorales. Explicó que desde Washington se intenta contentar a los grupos de opositores de Miami, de cara a las elecciones del próximo 3 de noviembre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.