Cruz Roja abre un centro de refugiados en su propia sede de Vigo

Podrá acoger a hasta 20 personas.
Con este son ya tres los puntos en los que Cruz Roja puede disponer de un espacio para las familias refugiadas que proponga el Estado. Desde 2016 cuenta con dos pisos en Vigo, al que ahora se suma este otro espacio en su nueva sede viguesa. La organización ha invertido 1,4 millones de euros en rehabilitar un edificio, un antiguo hospital, cerrado en 2010, y que la próxima semana abrirá sus puertas.
A lo largo de 2017, Cruz Roja atendió en la comarca de Vigo a más de 15.000 personas, gracias a los más de 7.500 socios y sus casi 2.500 voluntarios. La organización lleva a cabo diversos programas dirigidos a personas mayores, empleo, juventud, infancia, mujeres en dificultad social extrema vulnerabilidad, inmigrantes, socorros y emergencias, cursos de formación y cooperación internacional, y, gracias a la nueva sede, dispondrá de más de 2.200 metros cuadrados en cinco plantas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.