Comunidad y Ayuntamiento de Madrid critican a la Delegación de Gobierno por autorizar la manifestación contra el uso de mascarillas.

Comunidad y Ayuntamiento de Madrid critican a la Delegación de Gobierno por autorizar la manifestación contra el uso de mascarillas.

La Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid han criticado muy duramente a la Delegación de Gobierno en Madrid por autorizar la manifestación contra el uso de las mascarillas.

La manifestación se celebró el domingo en la Plaza de Colón de la capital. Concentró a unas 3.000 personas sin guardar distancias de seguridad y sin mascarillas. Detalles estos que no venían reflejados en la solicitud.

El concejero de Vivienda y Administración Local de la Comunidad, David Pérez, ha calificado la concesión del permiso como de “temeridad”. “Ahora se anuncian sanciones, pero mucho más eficaz hubiera sido evitar concentraciones como esa”.

Pérez, afirma que la responsabilidad institucional recomienda “que no se autoricen ni celebren concentraciones como la de Colón”.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, se ha pronunciado en términos similares. “Lo mas acertado hubiera sido no llegar a las sanciones, evitándolo”.

Sin embargo, varios juristas consultados por este periódico han confirmado que España es un “Estado de Derecho”. “La Constitución recoge y ampara el derecho de manifestarse”, añaden.

En la solicitud de la manifestación no se mencionaba que no se usarían mascarillas

José Manuel Franco, delegado del Gobierno en Madrid, ha señalado en declaraciones a La Sexta Tv que “en ningún momento, dentro de la solicitud se hace referencia a la negativa a usar las mascarillas ni a guardar la distancia de seguridad, motivo por el que se autorizó”.

Franco afirma que, viendo el cariz que tomaba la concentración, “La única solución hubiera sido disolverla. Pero temimos que el remedio fuera peor que la enfermedad”.

Sea como fuere la Delegación de Gobierno en Madrid tiene claros los pasos a seguir, visto y evaluado el cariz “infringiendo la normativa” de la manifestación.

“Abriremos una investigación para ver qué tipos de delitos encajan”. Si se trata de “infracciones administrativas” o de un “delito contra la salud pública”, y se procederá a imponer sanciones “tanto a los asistentes como a los organizadores”.

La Policía efectuó el domingo más de 30 identificaciones y el Delegado ha señalado máxima dureza en las sanciones. “No nos temblará la mano”. Las sanciones pueden llegar hasta los 30.000 euros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.