El coronavirus acabará estando en casi todos los países

El coronavirus acabará estando en casi todos los países

Una de las obsesiones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) es evitar que el coronavirus se expanda a todos los países de la Tierra. Como ya sucedió con virus como el de la gripe, el nCov-2019 tiene una gran capacidad de contagio.

Se desconoce cómo evitarlo clínicamente, solo las medidas preventivas, y llevará aún semanas, si no meses, encontrar una vacuna. La ventaja, como afirman los expertos, es que se cuentan con dos elementos cruciales con los que no se contaba en otras epidemias anteriores. Se tiene el mapa genético del coronavirus y se tiene la experiencia del SARS, por ejemplo.

Esto hace pensar que fabricar una vacuna preventiva, como la que hoy disponemos comúnmente de la gripe, llevará menos tiempo que en otros virus. Otra cosa es el antídoto, el fármaco capaz de hacer retroceder y eliminar el coronavirus del organismo. En ello están.

Entretanto, la OMS observa cómo nCov-2019 se propaga a gran velocidad, no sin control, pero sí sin freno. Ya son decenas los países afectados y millares las personas infectadas.

Por el momento, las cifras parece que frenan su escalada, pero aun así son preocupantes. En total hay 46 países que hayan registrado casos, entre ellos, España, y más de 81.000 las personas infectadas. De estas, más del 95% se encuentran en China (78.000), donde está Wuhan, el epicentro del brote. Más de 2.700 personas han muerto en el gigante asiático.

Parece inevitable que se instale en todos los países

Más allá de China, han confirmado casos 46 países, España entre ellos. El más preocupante es Irán, donde 19 pacientes han fallecido y cuenta con, al cierre de estas líneas, 139 confirmaciones.

Corea del Sur también preocupa, con casi 1.300 casos diagnosticados y 12 muertes. Por último, Italia, por la rapidez con la que el virus se ha propagado, con más de 400 contagios y 12 muertos.

Aunque la OMS no ha aconsejado el cierre de fronteras, países como Rusia lo decretó hace semanas con China. Turquía, Pakistán, Jordania y Armenia también han cerrado sus pasos fronterizos con Irán.

Eso sí, prácticamente todos los países están adoptando medidas preventivas con viajeros procedentes de China, Irán, Corea del Sur, Singapur, Malasia y ahora Italia.

Grecia, Sri Lanka, Kuwait, Afganistán, Irak, Líbano, Israel y Baréin son los últimos países que se han unido al triste club de países que han registrado sus primeros casos de infectados.

Así las cosas, en Asia, además de los mencionados China, Corea del Sur e Irán, también presentan casos. Los más destacados son Japón (869 y 7 muertes), Singapur (93 casos), Tailandia (40), Taiwán (37 y 1 fallecimiento), Baréin (33 casos), Malasia (22), Vietnam (16), Emiratos Árabes Unidos (13), India (3), Filipinas (3 y 1 muerte) y Kuwait (26 casos).

El resto en el continente asiático suman 20 casos de infección entre Omán, Israel, Pakistán, Sri Lanka, Camboya, Nepal, Líbano, Irak, Afganistán y Georgia. La mayoría de los casos son importados y de otros se desconoce cómo se produjo el contagio.

África acaba de empezar a registrar casos

En África solo se han confirmado dos casos, uno en Egipto y otro en Argelia. Sin embargo, hay que destacar que en el continente africano no todos los países cuentan con las herramientas adecuadas para la detección del coronavirus. De hecho, son minoritarios.

En Europa, además de Italia, se han dado 20 casos en Alemania, 18 en Francia, con 2 fallecimientos, Reino Unido (13), España (13), que son los países con más afecciones. El resto suman 16, repartidos en Rusia, Austria, Bélgica, Suecia, Finlandia, Croacia, Suiza, Grecia, Macedonia del Norte y Noruega.

Como en el caso de Asia, salvo China, y África, son importados, esta vez tanto de China como de Italia. Por último, en Australia se han registrado 22 casos. En América, Brasil ha confirmado un primer contagio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *