Corea del Norte corta las comunicaciones con el Sur

Corea del Norte corta las comunicaciones con el Sur

Después de suspender la cooperación, el régimen de Corea del Norte ha cortado las comunicaciones con el Sur y destruido la oficina de enlace. El Gobierno norcoreano ha tomado esta decisión por el lanzamiento de panfletos propagandísticos en la frontera común.

Se informó en un principio de una explosión y humo en la zona de Kaesong, según fuentes militares de Corea del Sur. Sin embargo, después el Ejecutivo que preside Moon Jae-in confirmó que su vecino del norte había hecho explotar la oficina de enlace intercoreana.

Los medios oficiales de Corea del Norte también se hicieron eco de la destrucción de esas instalaciones. De este modo, Pyongyang “pone en práctica la decisión de destruir completamente” las oficinas de comunicaciones con el Sur.

Las dos Coreas llevaban al borde de la ruptura desde hace unos días. De hecho, Kim Yo Jong, hermana del líder Kim Jong-un había avisado el fin de semana que esto podía pasar. “Antes de que pase mucho tiempo, veremos una trágica escena de la inútil oficina de enlace conjunta Norte-Sur completamente destruida”, amenazó. Se señala a la hermana de Kim como la artífice de la escalada de las tensiones.

Grupos de desertores habían estado lanzando propaganda desde el otro lado de la frontera. Esto llevó al régimen de Pyongyang a paralizar el funcionamiento de las instalaciones.

Fue uno de los logros del encuentro entre Corea del Norte y Corea del Sur

Precisamente, esta oficina de enlace intercoreano fue uno de los principales logros del histórico encuentro entre el líder norcoreano y el presidente de Corea del Sur.

Por su lado, desde Seúl insisten en que no tienen nada que ver con el lanzamiento o de panfletos. Incluso ha interpuesto una denuncia contra ese grupo de desertores. Los acusa de poner en peligro el acercamiento político a Corea del Norte y la seguridad de todos los residentes en zonas fronterizas.

Kim Yeon Chul, ministro de Unificación surcoreano, estaba en el Parlamento cuando ha conocido la noticia. Admitió que era algo “esperado”.

Ante este escenario, la oficina de Moon Jae-in ha convocado de urgencia al Consejo de Seguridad Nacional para analizar la situación. Tras la reunión, la Presidencia ha remarcado su “fuerte rechazo” a la destrucción de la oficina de enlace. No descarta adoptar medidas de respuesta.

“Responderemos con contundencia si Corea del Norte emprende cualquier acción que empeore la situación”, señaló Kim You Geun, portavoz de Presidencia.

Entretanto, según señala a Pyongyang como “responsable” de todo cuanto ocurra a partir de ahora. La destrucción traiciona “las expectativas de toda la población que desea el desarrollo de las relaciones intercoreanas”. Asimismo, hace peligrar “la obtención de la paz en la península”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.