Corea del Norte entrega los cadáveres de soldados de los Estados Unidos muertos en 1953

Corea del Norte entrega los cadáveres de soldados de los Estados Unidos muertos en 1953

Se cumple uno de los compromisos adquiridos por Kim Jong-un en la cumbre de Singapur.
El pasado viernes, Corea del Norte entregó a Estados Unidos los restos de 55 soldados estadounidenses que murieron durante la Guerra de Corea entre 1950 y 1953. Kim Jong-un Líder Supremo norcoreano, se comprometió a ello con Donald Trump, presidente de Estados Unidos, en la cumbre de Singapur del pasado 12 de junio.
A través de un comunicado, la Casa Blanca indicó que un avión C-17 de la Fuerza Aérea norteamericana, con miembros del Comando de Naciones Unidas para Corea, recogio los restos de los militares estadounidenses en Wonsan, en concreto en 55 cajas. La aeronave un pueblo a continuación a Osan, Corea del Sur, donde las autoridades estadounidenses celebrarán una ceremonia oficial de reparación pasado mañana, 1 de agosto.

Trump lo agradeció por Twitter
En el comunicado se puede leer que esta entrega “es un primer paso significativo para reiniciar la repatriación de restos” desde Corea del Norte, así como las operaciones para buscar sobre el terreno los restos de 5.300 soldados que se calcula que murieron allí. “Hoy, Kim Jong-un cumple parte del compromiso que asumió con el presidente de devolver a nuestros soldados caídos. Nos alientan las acciones de Corea del Norte y el momento para un cambio positivo”, reza el texto.
Trump agradeció al líder norcoreano la entrega a través de su cuenta de Twitter: “Los restos de soldados estadounidenses pronto saldrán de Corea del Norte rumbo a Estados Unidos. Después de tantos años, este será un gran momento para muchas familias. Gracias, Kim Jong-un”. Hasta ahora no se había realizado ninguna entrega, a pesar de que el magnate neoyorquino había anunciado el 20 de junio que las autoridades norcoreanas ya habían entregado los restos de 200 soldados.
Durante la Guerra de Corea, que se prolongó durante tres años, 36.000 soldados estadounidenses murieron, y alrededor de 7.700 desaparecieron. Se cree que 5.300 cayeron al norte de la frontera surcoreana. Entre 1996 y 2005, equipos conjuntos de Estados Unidos y Corea del Norte recuperaron 229 cuerpos. Sin embargo, Washington decidió suspender el programa de búsqueda debido al deterioro de las relaciones entre los dos países. En 2007, se entregaron otros seis cuerpos. Ahora, se están realizando análisis preliminares de los restos en Osan y, después de la ceremonia de repatriación, serán trasladados a un laboratorio del Pentágono en Hawái con el objetivo de identificarlos por el ADN.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.