Corbyn propone una Unión Aduanera tras el ‘Brexit’

Corbyn propone una Unión Aduanera tras el 'Brexit'

May descarta la propuesta porque impediría acuerdos bilaterales con potencias emergentes.
Jeremy Corbyn, líder del Partido Laborista, defiende que Reino Unido continúe en la unión aduanera después del Brexit, algo que ha sido descartado por Theresa May, primera ministra, porque impediría que se firmasen acuerdos comerciales bilaterales con potencias emergentes. Corbyn también se ha referido a la frontera con Irlanda, y en ese sentido ha asegurado que “el laborismo buscará negociar una nueva unión aduanera entre Reino Unido y la UE para garantizar que no haya tasas con Europa de ayudar a evitar una frontera dura en Irlanda del Norte”.
La propuesta podría dar lugar a una alianza entre conservadores descontentos con la línea oficial del partido en el poder y los laboristas, mientras que el líder de estos insta a los diputados “de todos los partidos” a “anteponer los intereses de la ciudadanía frente a las fantasías ideológicas”, advirtiendo que su formación no prestará apoyo a ningún pacto o que perjudique el empleo, los derechos o el nivel de vida de los británicos, pero se muestra partidario de la salida para que Reino Unido controle el flujo migratorio.

Libertad para negociar
La primera ministra confía en alcanzar un acuerdo de salida con la Unión Europea antes de octubre, a sólo cinco meses de la ruptura definitiva. Según un portavoz de Downing Street, “el Gobierno no dará su apoyo a una unión aduanera”. “Queremos libertad para firmar nuestros propios acuerdos comerciales y llegar a todo el mundo”, si mostrándose partidaria de una “alianza aduanera” o “acuerdo aduanero muy simplificado”. El Ejecutivo dispone de un margen de trece escaños para aprobar las leyes en las que se asentarán el Brexit, si bien teme que se aprueben enmiendas alternativas. Los medios británicos, en cambio, calculan entre 10 y 15 parlamentarios entre las filas tory que nieguen su apoyo a las propuestas del Gobierno, mientras que entre los laboristas también existe división. En el fin de semana, más de 80 dirigentes pidieron a Corbyn que defienda la continuidad en el mercado único, aunque descartan exigir la convocatoria de un nuevo referéndum.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *