El contrato milmillonario de ACS en Australia

El contrato milmillonario de ACS en Australia

Durante los próximos tres años, Cimic, la filial australiana de ACS, operará y mantendrá una infraestructura ferroviaria en Nueva Gales del Sur. En este Estado se encuentra Sidney. La compañía ha ganado el contrato por valor de 1.500 millones de dólares australianos, más de 950 millones de euros.

Así, el contrato contempla la construcción de un nuevo centro de control para la región. Asimismo, el mantenimiento e implementación de un nuevo sistema de señalización y la gestión del suelo. También, el control de seguridad, acceso del entorno y el desempeño de la red.

Se adjudica este contrato del gestor de transportes de NSW a través de la subsidiaria de la filial de ACS, UGL para comenzar las operaciones en enero de próximo año.

Juan Santamaría, consejero delegado y presidente de la compañía, afirmó que “Cimic y UGL se enorgullecen de apoyar a Transport for NSW para mantener en funcionamiento este servicio esencial en más de 2.300 kilómetros de ferrocarril. Nos complace hacerlo con un fuerte compromiso con el empleo indígena y regional”.

Los resultados de Cimic, presentados el pasado lunes, muestran un beneficio neto de 620,1 millones de dólares australianos en 2020. Estos 396 millones de euros contrastan con los 630 millones de euros en pérdidas del ejercicio anterior.

Se debe a los 850 millones de euros que la firma ingresó en concepto de plusvalías por la venta del 50% de la minera Thiess. Pese a todo, la epidemia de coronavirus afectó seriamente el pasado año. Registró un beneficio de 371,5 millones de dólares, mientras que en los últimos tres años fue de casi 600 millones.

ACS refuerza así su ya fuerte presencia australiana e internacional que va desde contratos en Estados Unidos a otros logrados en Reino Unido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.