El Consejo de Europa exige a los Estados el reagrupamiento familiar de los refugiados

Si se limita la reagrupación se pone en riesgo la integración.

Miles Muznieks, comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa, ha llamado a los Estados miembros a que faciliten el reagrupamiento familiar de los refugiados, en especial si hay menores de edad, ya que, de no ser así, se pone en riesgo su integración en los países de acogida. Según dice Muznieks en el escrito en el que hace este llamamiento, la vida en familia es un derecho fundamental también reconocido a los refugiados. “Las llegadas en 2015 y 2016 han hecho aún más crucial poner el foco en este asunto. Muchos de los que llegaron se quedarán, sobre todo mientras la paz y la seguridad no vuelvan a sus lugares de origen. Esto debería empujar a los Estados a repensar su aproximación a la reunificación familiar”, recordando, más adelante, que separar a las familias durante periodos prolongados tiene un inmenso impacto negativo. Los desórdenes de sueño y depresión, así como el gran estrés, que se pueden producir por la incertidumbre sobre el destino de los familiares que dejaron atrás, “se interponen en fases esenciales del camino hacia la integración, como el aprendizaje de la lengua o la orientación al empleo”. La separación tiene en los menores como consecuencia un impacto especialmente severo.
Además, Muznieks asegura que denegar la reunificacion familiar puede llevar a “la gente desesperada por estar con sus familiares a encontrar opciones alternativas, irregulares y peligrosas, como el tráfico de personas por mar”. Por todo ello, el comisario hace un llamamiento a los Estados para que incorporen en sus leyes criterios amplios, priorizar a los menores en los procesos de reagrupación, así como eliminar plazos de espera que no son necesarios para dar inicio a los trámites y “levantar otras barreras, como los plazos tan cortos para presentar las solicitudes o los límites de edad”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.