Un tercio de la población activa española asegura que le resulta difícil conciliar la vida familiar y laboral

Un tercio de la población activa española asegura que le resulta difícil conciliar la vida familiar y laboral

La generalizada implementación del teletrabajo a causa de la pandemia ha puesto de manifiesto que conciliar sigue siendo una tarea pendiente para muchas empresas españolas.

Al comienzo del pasado confinamiento, con el 55% de los ocupados trabajando desde casa, el 31% de los españoles afirmaba, por ejemplo, que tenía dificultades para desconectar digitalmente.

Hasta el 67% reconocía responder y atender llamadas de trabajo fuera del horario laboral. Un año después de la adopción de este modelo laboral, y según el Informe de InfoJobs sobre Conciliación, un tercio de la población activa española asegura que le resulta difícil conciliar la vida familiar y laboral. De hecho, solo un 33% de los entrevistados afirma tener facilidades para combinar el trabajo con la familia.

Recientemente, el Ministerio de Igualdad ha anunciado la aprobación del Plan Corresponsables. Pretende paliar este problema mediante la creación de empleo y la ayuda a la conciliación entre trabajadoras con hijos menores. Para ello, creará una red de cuidadores a domicilio.

De hecho, según datos del informe, uno de cada tres ocupados en España tiene que hacerse cargo del cuidado de hijos menores de 15 años. Además, los últimos datos del INE indican que, para poder hacerlo, uno de cada cinco recurre a servicios profesionales.

Cambios de turnos, acceso a zonas de guardería o lactancia y excedencias para el cuidado de los hijos son las tres medidas que las mujeres solicitan. Lo hacen en mayor porcentaje que los varones.

Hombres y mujeres tienen el mismo nivel de dificultad para conciliar

Aunque las mujeres se muestran algo más exigentes que los hombres en temas de conciliación, ambos géneros manifiestan tener el mismo nivel de dificultad a la hora de conciliar.

Demandan en mayor porcentaje que los hombres cambios de turnos (29%), la disponibilidad de zonas de guardería o lactancia (20%) y excedencias para el cuidado de los hijos (19%).

Así, al 31% de los varones le resulta complicado encontrar el equilibrio, frente al 29% de las mujeres.

Mónica Pérez, directora de Comunicación de InfoJobs, señala que “aunque es cierto que, tradicionalmente, son las mujeres las que más dificultades encuentran a la hora de conciliar vida laboral y familiar, la conciliación afecta directamente a hombres y mujeres y debe abordarse como una necesidad (y obligación) común. En este sentido, tanto las empresas como la Administración Pública deben consensuar y aplicar soluciones que, en la medida de lo posible, se adecúen a las diferentes circunstancias de los profesionales”.

Medidas para facilitar la conciliación

La flexibilidad horaria (58%), las jornadas intensivas de trabajo (42%) y la adopción del teletrabajo (37%) son las tres herramientas preferidas por la población activa.

A estas les siguen la desconexión digital (28%), la posibilidad de cambio de turno entre compañeros (25%) y las horas anuales remuneradas de asuntos particulares (23%).

En último lugar estarían las excedencias por el cuidado de los hijos (16%) y la disponibilidad de zonas de guardería o lactancia dentro de la propia organización (15%).

Por grupos de edad, los jóvenes de entre 16 y 24 años dan mayor importancia a la posibilidad de cambiar de turno/día entre compañeros (50%). Mientras, en edades más intermedias (35-44 años), el teletrabajo cobra más peso (44%).

Por comunidades autónomas, el informe pone el foco en las cinco más grandes (Madrid, Cataluña, Andalucía, Comunidad Valenciana y País Vasco).

Madrid es la que más importancia otorga a la flexibilidad horaria (62%), por delante de Cataluña y País Vasco (59%). En cambio, la comunidad catalana es la que mejor acogería las jornadas intensivas de trabajo (51%), seguida de Madrid (48%) y Comunidad Valenciana (43%).

Respecto a la adopción del teletrabajo, Madrid es nuevamente la región que más apuesta por ella (49%). Le sigue de Cataluña (38%) y, después, el resto de comunidades (36%).

Donde más mujeres directivas hay, más fácil se concilia

Los datos evidencian que existe una clara relación entre el porcentaje de mujeres en puestos directivos y la conciliación laboral. Así, en aquellas compañías en las que hay más de un 50% de mujeres que ejercen cargos de responsabilidad, el 41% de las mismas afirma tener facilidad para encontrar equilibrio entre su puesto de trabajo y la vida familiar.

Por el contrario, donde hay menos del 5% de puestos directivos ocupados por mujeres, el 34% de ellas señala que tiene dificultad para la conciliación.

A medida que el porcentaje de mujeres en puestos de responsabilidad y liderazgo crece, lo hacen también las facilidades para conciliar vida profesional y familiar.

Entre las medidas más implantadas por las compañías de más de 50 empleados destaca la aparición del teletrabajo (60%). Sin embargo, la herramienta más empleada es la flexibilidad laboral (71%).

También destacan la excedencia por el cuidado de los hijos (50% y las jornadas intensivas de trabajo (45%).

Por su parte, las empresas de menos de 50 empleados demuestran tener más dificultades para ofrecer medidas que faciliten la conciliación. Así, la flexibilidad horaria (60%) es la única herramienta implementada por más de la mitad de este tipo de organizaciones.

El teletrabajo (43%), las jornadas intensivas (33%), la posibilidad de cambio de turno (32%) o las excedencias (18%) caen por debajo de ese ratio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.