La Comunidad y el Ayuntamiento pretendieron hacer ver que Madrid era un caos

La Comunidad y el Ayuntamiento pretendieron hacer ver que Madrid era un caos

Desde la noche del viernes, la capital de Madrid y de España ha quedado cerrada, junto a otros diez municipios de la región, en aplicación de la orden ministerial dictada por el Gobierno de la nación.

En una rueda de prensa, también el viernes, Enrique López, consejero de Justicia, Interior y Víctimas de la región, y Enrique Ruiz Escudero, su mordaz homólogo de Sanidad, pretendieron hacer creer a los madrileños que las medidas restrictivas aprobadas por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) harán que Madrid sea un “gran caos”.

Así, pidieron perdón por ello y cargaron toda responsabilidad en el Ministerio de Sanidad. Además, López explicó que solicitar a la Audiencia Nacional medidas cautelares para suspender las medidas en vez de cautelarísimas fue para no generar más “zozobra”. También el viernes, el Ejecutivo regional recurrió por lo contencioso-administrativo, como había anunciado, contra la orden ministerial, recurso que ya ha admitido a trámite el tribunal.

Lo justificaron al considerar que se ha ejecutado una “sustracción de competencias”. A ello añadieron que las medidas impuestas por el Ministerio son “menos eficaces” y “menos idóneas”. Además, provocarán que Madrid pierda “más de 8.000 millones de euros” si se mantienen durante un mes.

“Ahora los madrileños se pueden mover por todo el municipio sin ninguna traba sea cual sea su incidencia. Es incomprensible”, llegó a decir el mordaz Escudero de Isabel García Ayuso.

[poll id=»6″]

Vaivenes de Isabel Díaz Ayuso

Pues bien. Así sí que se genera caos y confusión. Es cierto que los ciudadanos pueden estar confundidos ante tanta contradicción, sobre todo de Ayuso. Sus vaivenes e incoherencias están volviendo locos a todos. Primero suscribe un acuerdo con Pedro Sánchez con pompa y boato, se hace la foto y todo parecía zanjado después de días de desencuentros.

Luego, arranca el Grupo Covid-19 que duró dos telediarios porque el Gobierno de Madrid sigue en sus trece de creer que puede controlar la epidemia.

Posteriormente, Salvador Illa cede y acepta parte de las reivindicaciones de Díaz Ayuso. El ministro presenta una batería de propuestas que la presidente acepta. A renglón seguido Madrid vota en contra en el CISNS. Como para no volverse loco. Esto lo contamos en Europa y están un mes riéndose.

Ahora, esto, que Madrid va a ser un caos. No vamos a volver a entrar en lo semejantísimas de las medidas con las impuestas por la Comunidad con los ‘confinamientos selectivos’. De eso, los ciudadanos ya se han dado cuenta.

Lo que hay que hacer ahora es añadir a la incompetencia, inconsistencia e incoherencia de Ayuso y su mordaz Escudero la calificación de perezosos. Y son perezosos porque no se han leído la orden ministerial, o eso nos quieren hacer creer.

Madrid, todas las Comunidades, puede añadir medidas, incluso más restrictivas

Es compresible que les dé pereza leer las cinco páginas y media en la que se explica el porqué se imponen las medidas, aunque para eso cobran. Pero no hay que ser muy listo para entender que la orden ministerial es una resolución de mínimos. Y lo es desde el apartado 1.1 del artículo primero.

“La declaración de actuaciones coordinadas obligará a las comunidades autónomas a adoptar, al menos, las medidas que se prevén en el apartado 2 en los municipios de más de 100.000 habitantes que formen parte de su territorio, cuando concurran las tres circunstancias siguientes (…)”, reza dicho apartado 1.1 del artículo primero.

“Al menos”, es decir, como mínimo. Y esto se desarrolla posteriormente, muy poco después. “Las medidas previstas en el apartado 2 constituyen un mínimo a aplicar por las comunidades autónomas, sin perjuicio de otras medidas que estas puedan aplicar en ejercicio de sus competencias. Asimismo, las comunidades autónomas podrán aplicar criterios más restrictivos en relación con las medidas previstas en el apartado 2”, cristalino resulta el apartado 1.3 del mismo artículo.

O sea, que son perezosos. Porque, si, como dice el mordaz Escudero, las nuevas medidas son “menos eficaces” y “menos idóneas”, están habilitados para ‘mejorarlas’. Incluso, hacerlas más restrictivas. Pero no quieren. Pereza.

Consulta aquí la orden ministerial o descárgatela aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.