Completada la secuencia del genoma del virus de la viruela del mono

Completada la secuencia del genoma del virus de la viruela del mono

El Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) ha logrado un primer borrador de la secuencia completa del genoma del virus de la viruela del mono. Sus investigadores lo han conseguido a partir de las muestras de 23 pacientes.

Mediante esta secuenciación masiva se ha podido constatar que se trata de la variedad de África Occidental causante del actual brote.

Así, la secuenciación ha alcanzado una cobertura del 100% de los 190.000 pares de bases del genoma del virus. Esto permitiría estudios filogenéticos más avanzados a partir de los cuales poder conseguir información adicional.

Con ello se persigue conocer mejor su comportamiento y entender su origen, difusión y circulación. Por el momento, es una de las secuencias más completas conseguidas.

Así, esta secuenciación se ha realizado a través del Laboratorio de Arbovirus del ISCIII, junto a las unidades de Genómica y Bioinformática.

Además, ha dispuesto un de las referencias publicadas en los últimos días por países como Alemania, Bélgica, Estados Unidos y Portugal.

Asimismo, se ha basado en una tecnología genómica de nueva generación, sumándose un análisis complementario de las muestras mediante la técnica del ensamblado de novo.

Las secuencias en bruto se completaron en la noche del pasado lunes, haciéndose el análisis de computación en las últimas 36 horas.

Así las cosas, los resultados apuntan a que las muestras parecen corresponder al mismo brote registrado en otros países europeos.

Apenas hay diferencias en el genoma de otros países

Esto es porque los genomas conseguidos tienen apenas unas diferencias de los secuenciados en dichos países.

Concretamente, del análisis del ISCIII se extrae que hay menos de 5 SNP de diferencia comparando con la secuenciación realizada en Alemania.

Después de completar la secuencia del genoma, equipos de investigadoras del ISCIII realizan análisis filogenéticos para relacionar las muestras con la de otros países.

Posteriormente, se comparará a las ya conocidas y depositadas en bases de datos internacionales para analizar el grado de identidad.

Asimismo, localizar las diferencias que existieran entre la secuencia obtenida y los distintos datos internacionales.

Gracias a ello, se podrán llevar a cabo estudios de trazabilidad del brote e identificar potencialmente su origen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.