“Cómo ser mujer de izquierdas y no morir en el intento”, por Monika San Juan.

Monika San Juan Virumbrales.

Estos días de tanta política que para las personas de a pie han sido una locura, me he dado cuenta de que eso de ser de izquierdas parece que es poco menos que ser el apocalipsis y si ya eres mujer las 7 plagas de Egipto en una sola.

Ser de izquierdas es no hacer caridad, no querer tener a nadie a tu ordeno y mando, dejar que las personas tengan una educación libre y sobre todo con raíces, que la voz de una mujer fuerte con ideas no sea algo negativo.

Las mujeres no somos muñecas de porcelana,  trabajamos, estudiamos y tenemos carácter cuando hay que tenerlo, somos personas a las que se nos machaca por triunfar, por decir una palabrota, por no querer ser madres, no querer casarnos, elegir nuestra condición sexual, pero sobre todo se nos ve como al enemigo al que ya no se somete fácilmente.

Somos Mujeres y queremos vernos en todos los ámbitos de la sociedad.

Yo tengo casi 48 años y la sociedad (incluidas algunas mujeres viejovenes) no ven con buenos ojos que yo llevé minifalda, escote o el pelo largo, tengo que ser lo que para sus cánones y su pensamiento de poco recorrido, debería de ser una mujer, sin atractivo, sin enseñar mucho, !vamos!

Lo que es una mujer de su casa de toda la vida jajjajajjaa.

Me niego, nací mujer y nadie me dio un manual de forma de vida, ni de límites.

Hoy he visto un gobierno plural de izquierdas, sin miedo, con ganas pero sobre todo sin olor a rancio, sin límites a luchar por una sociedad más justa y sobre todo, sin la derecha apisonadora de valores que hemos soportado, me siento muy orgullosa muy representada.

Sin perder ser muy femenina desde mi fuerte carácter, que lo tengo, creerme.

Os doy las gracias por hacer historia y por ver que todas las mujeres de izquierdas hemos luchado para algo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *