Cómo esconderse de Google

Cómo esconderse de Google

A pesar de que sabemos que Google conoce todos nuestros movimientos a través de nuestros dispositivos, aplicaciones y servicios, es algo que asumimos con total normalidad. De lo que, en realidad, no somos conscientes es el alcance de su seguimiento.

Desde los lugares que frecuentamos, las compras que realizamos, y mucho más. Por el momento, no es más que un conjunto enorme de datos, pero Google puede acceder a esos datos siempre que quiera. Pero hay algo bueno en ello, nosotros mismos también podemos acceder a esos datos. Es posible tomar el control de aquellos datos que Google recopila sobre nosotros y cuánto tiempo los guarda, según ha trasladado Quo.

En nuestra mano, tenemos tres opciones: confiar en que Google actuará de modo responsable con nuestros datos, no utilizar los servicios de Google o poner un límite a la información que puede guardar. Vamos a centrarnos en la tercera opción, ya que la primera y segunda son binarias.

Web
La página de Controles de actividad de nuestra propia cuenta es el mejor sitio para empezar a tomar el control de los datos que almacena Google. Para ello, debemos haber iniciado sesión en Google en nuestro navegador, y ese enlace nos permitirá acceder de un modo directo. Una vez allí, veremos los datos que almacena Google y que éstos se distribuyen en seis secciones. Podremos desactivar el seguimiento en ellos si utilizamos los interruptores que se visualizan en la pantalla.

Existen dos secciones principales que están etiquetadas como “Actividad en la Web y en Aplicaciones” e “Historial de ubicaciones”, y que son las de mayor tamaño. En la primera de ellas, se almacena todo lo que realizamos en la web cuando estamos conectados a Chrome, todo aquello que buscamos en Google y todo lo que hacemos dentro de las aplicaciones de Google. Si entramos, veremos las páginas web que hemos consultado, lo que hemos buscado e incluso las aplicaciones que hemos abierto en nuestro teléfono Android.

El modo de eliminarlo todo, es seleccionar el enlace “Eliminar actividad”. Después podemos seleccionar el intervalo de fechas y los productos que creamos. En caso de seleccionar todo, eliminaremos todo lo que Google tiene acerca de nosotros en esa categoría.

También es posible otra opción, y es lograr que Google borre de forma automática todo lo que almacene más de tres meses o más de dieciocho meses. Esta opción no está aún disponible, aún así “Elegir para eliminar automáticamente estará disponible muy pronto, tal como ha informado Google.

Respecto a la sección “Historial de ubicaciones”, que principalmente recopila datos de nuestros teléfonos, funciona de un modo distinto. De igual modo que anteriormente, podemos seguir el enlace “Administrar actividad” para visualizar y editar aquellos datos que ha almacenado Google, aunque en este caso, los registros se exponen en un mapa; podemos ver los lugares donde hemos estado y las fechas.

Para eliminar estos datos de los registros de Google, tenemos que hacer clic en el icono de la esquina inferior derecha, que es una papelera. Para eliminar un lugar individual del registro, debemos hacer clic en los tres puntos que hay junto a él y elegir “Quitar parada del día”.

Móvil
Nuestro móvil es la principal fuente de los movimientos que realizamos para Google, independientemente de que también realiza el rastreo a través de sus aplicaciones como Google Maps, Gmail, Google Docs, del mismo modo que lo hace en la web.

Android ofrece la posibilidad de abrir Configuración y después elegir Google para cambiar algunas opciones con las que Google realiza el seguimiento de datos. Podemos ir a “Cuenta de Google” para ir a las páginas que ya hemos visto con anterioridad, pero esto hemos de hacerlo en el teléfono; hacemos clic en “Anuncios” para elegir si queremos o no recibir anuncios personalizados en nuestro teléfono; o, también, podemos ir a “Buscar”, “Asistente y Voz” para comprobar lo que Google Assistant ha guardado ya sobre nosotros. Veremos que aquí aparecerán nuestras compras y reservas.

Pero lo más importante es la ubicación. Podemos hacer clic en “Ubicación” que se encuentra en el menú y desactivar de modo completo el seguimiento del dispositivo Android que utilizamos. También podemos restringirlo en una aplicación por aplicación, siguiendo este camino: Aplicaciones y notificaciones > Avanzado > Permisos de la aplicación. Desde ese punto podemos especificar cuáles son las aplicaciones que pueden obtener información acerca de nuestra ubicación, contactos, cámara y demás.

En el sistema operativo de iOS, Google no tiene raíces tan profundas. Abriendo la aplicación Google para iOS, podemos hacer clic en los tres puntos de la esquina inferior derecha y después, Privacidad y seguridad. En ese punto podemos impedir que Google conozca nuestra ubicación en ese dispositivo.

Para realizar esto por aplicación, nos hemos de dirigir a la pantalla principal de Configuración de iOS. En Privacidad y servicios de ubicación, buscamos la aplicación concreta que deseamos y elegimos si otorgamos el permiso para que conozca tu ubicación todo el tiempo, en os momentos que la aplicación se está utilizando o nunca.

Podemos abrir una ventana de incógnito en el teléfono para que no se guarden tus búsquedas. Si no queremos que Google sepa dónde estamos, también tendremos la opción de apagar el teléfono en caso de no querer seguir los consejos dados anteriormente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.