Comienza la ralentización en la Eurozona

Comienza la ralentización en la Eurozona

La Eurozona comienza a registrar los primeros síntomas de ralentización, después de que en el segundo trimestre del año creciera un 0,2%, respecto al trimestre anterior. De enero a marzo el crecimiento fue del 0,4%, según datos de Eurostat.

Comparando con el mismo periodo 2018, el PIB de la zona euro creció un 1,2%, una décima menos que en el primer trimestre de ese año.

Igual porcentaje de crecimiento registró la economía en el conjunto de la Unión Europea, un 0,2%, pero tres décimas menos que en el primer trimestre del año. Comparando con el mismo periodo del pasado año, el crecimiento interanual de la UE se contrajo hasta el 1,4%, lo que supone dos décimas menos y la peor cifra desde finales de 2013.

En el ámbito doméstico, la economía española se expandió un 0,5% de abril a junio, manteniendo, así, un crecimiento sensiblemente superior a la media de la zona euro. Con todo, se modera el ritmo de crecimiento en dos décimas, atendiendo a que en el primer trimestre de este 2019 la expansión fue del 0,7%.

Por su parte, Alemania queda al borde de la recesión técnica, después de que haya registrado un retroceso de un 0,1% del PIB entre abril y junio, cayendo tres décimas respecto al 0,4% de entre enero y marzo. La segunda economía de la Eurozona, Francia, mantuvo su porcentaje de expansión, el 0,3%, mientras que Italia, la tercera economía de la zona euro, yo como su economía quedaba paralizada después de crecer un 0,1%, la misma estás aquí en el primer trimestre.

Del resto de los países del bloque comunitario, el que mayor ritmo de crecimiento registró fue Hungría, con el 1,1%, seguida de Rumanía, el 1%, y Bulgaria, Dinamarca, Grecia, Chipre, Lituania y Polonia, cuya expansión fue del 0,8%.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *