Comienza esta semana el derribo de la ley mordaza en el Congreso

Comienza esta semana el derribo de la ley mordaza en el Congreso

Los grupos empezarán a buscar consensos teniendo en cuenta las bases pactadas por PSOE y Unidos Podemos.
El próximo jueves comenzarán en el Congreso los trabajos para reformar la Ley de Seguridad Ciudadana, la ley mordaza, constituyéndose la correspondiente ponencia y con la búsqueda de consensos para su modificación, atendiendo a las bases acordadas por PSOE y Unidos Podemos en el pacto presupuestario.

La ponencia se constituirá media hora antes de la comparecencia de Ana Botella, secretaria de Estado de Seguridad, de acuerdo con lo acordado en la última reunión de la Mesa y Portavoces de la Comisión de Interior.

Entonces, según fuentes parlamentarias, se instó a los grupos a que aprovecharan la sesión constitutiva para llevar los nombres de los comparecientes que ayudarían a redactar la reforma, dos por cada grupo. Así, para que no se dilate la tramitación de la proposición de ley, los grupos pidieron autorización a la Mesa del Congreso para simultanear la ponencia a puerta cerrada con las comparecencias públicas de los expertos.

Hay dos proposiciones de ley para modificar la de Seguridad Ciudadana. Por un lado, la del PNV, que propone reformarla y, por otro, la del PSOE, que defiende su derogación. En ambos casos hay enmiendas presentadas y lo que sí es seguro es que en esta semana no se convocarán dos ponencias paralelas, sino que se trabajará sobre la de los nacionalistas vascos.

Precisamente, el pacto presupuestario contempla la suavización de parte de la ley mordaza del PP, cuyo objetivo, según socialistas y morados, era “desalentar la protesta social” y “limitar los derechos a la libertad de expresión y de reunión”.

Así, ambas partes se comprometían, de un lado, a que no fuera un obstáculo para las concentraciones que no haya comunicación previa, siempre que sean pacíficas, y, por otro, que la actuación policial se guíe por “la dignidad de la persona y los derechos humanos”. También, será conveniente que los agentes lleven “claramente visible” una identificación, que los registros corporales solo sean en casos de “indicios concretos y comprobables”, con prohibición expresa del desnudo total o parcial de la persona, y que en comisaría solamente se pueda retener al sujeto un máximo de dos horas.

Además, se ajusta el importe de las sanciones económicas y estas estarán sujetas al criterio de capacidad económica de la persona. También se contempla la revisión “en profundidad” de los tipos de infracción, atendiendo a la garantía del derecho de manifestación y de la libertad de expresión, así como la introducción del “paradigma restaurativo en el ámbito de estas infracciones administrativas y en todos los tipos de la ley que lo permitan”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.