El CNI espió legalmente a unos veinte independentistas

El CNI espió legalmente a unos veinte independentistas

Este jueves, Paz Esteban, directora del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), compareció en la Comisión de Gastos Reservados, recién constituida.

Allí, los diez únicos diputados con acceso a información reservada pudieron ver las autorizaciones judiciales que amparaban el espionaje a unos veinte dirigentes independentistas. Por tanto, ni un tercio de la cifra que The New Yorker publicó.

Por tanto, el espionaje del CNI fue legal ya que contaba con la autorización del magistrado del Tribunal Supremo Pablo Lucas, juez adscrito a Inteligencia.

Según detalles ofrecidos por TV3, entre los independentistas a los que espió el CNI figura Pere Aragonès, presidente de la Generalitat. Supuestamente, fue antes de convertirse en el jefe del Ejecutivo catalán.

Además, también se les pido al entorno de Carles Puigdemont, como Josep Lluís Alay, director de su oficina, por sus contactos con Rusia.

Siempre según TV3, también fue objeto de espionaje Carles Riera, diputado de la CUP. En cualquier caso, Esteban ha destacado que todos los espionajes se llevaron a cabo en el marco de investigaciones abiertas y con el aval de la autoridad judicial.

Sin embargo, como era de esperar, las explicaciones que ha ofrecido la directora del CNI no convenció a Gabriel Rufián, portavoz de ERC.

Sostuvo que no incumple la ley cuando desvela parte de la comparecencia. La mayoría de la misma, dijo, ha tratado acerca de asuntos ya “filtrados” a los medios. “Salimos como hemos entrado. No ha habido secretos ni oficiales ni extraoficiales”, señaló.

Por su parte, Esteban acudió a su cita ante la Comisión de Gastos Reservados con la documentación que incluía las autorizaciones judiciales.

La directora del CNI no pudo hablar de Pegasus

En cambio, defendió que no podía hablar en concreto sobre el programa Pegasus, por lo que no aportó información ni solución a la actual situación.

De acuerdo con la versión de Rufián, en relación a las escuchas a Pedro Sánchez o Margarita Robles, Esteban apuntó dos posibles responsables.

Por un lado, uno o varios países extranjeros. De otro, miembros de “otros organismos del Estado” con capacidad de espionaje con un programa como Pegasus, es decir, las ‘cloacas’ del Estado.

Asimismo, recordó que en otras comisiones de investigación se constató que ciertos “elementos descontrolados” han espiado ilegalmente.

De hecho, apuntó, “el PP compró Pegasus vía María Dolores de Cospedal, a través del comisario Villarejo”.

En ese sentido, Rufián sostuvo que “cuando se señala a una nación extranjera o a otros organismos del Estado”, se está “señalando también a Interior”.

Por otra parte, el portavoz republicano catalán evitó responder a si Esteban dio más nombres de espiados del Gobierno, aparte de Sánchez o Robles.

Sin embargo, dio por hecho que “seguramente” se despidió a otros “altos cargos” del Ejecutivo.

Asimismo, señaló que, “si una nación extranjera espía por la cara o por sus ideas a gente, se pondría en entredicho la seguridad del Estado”.

“Por ende, sus máximos responsables en este caso las máximas responsable tendrían que dimitir”, dijo apuntando directamente a Robles y a Esteban. Considera la situación “insostenible”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.