Ciudadanos se queda solo en Galicia

Ciudadanos se queda solo en Galicia

La idea de Ciudadanos (Cs) de concurrir junto al PP en una candidatura conjunta parece que no cuaja en Galicia. Sí parece más aceptable por parte de los populares en Cataluña y País Vasco. No obstante, Inés Arrimadas, portavoz de la formación naranja en el Congreso, insiste en ello y espera que Alberto Núñez Feijóo, presidente gallego, rectifique.

De no ser así, Cs irá bajo su propia marca a las próximas elecciones dl 5 de abril. De este modo se manifestó ayer Arrimadas, quien apela a la importancia de “aglutinar el voto constitucionalista” en cada una de estas Comunidades Autónomas. El objetivo es, dijo, hacer frente a la “amenaza nacionalista”.

Por ello, hizo un llamamiento al PP para que deje a un lado los “intereses de partido” en Galicia y no decidir según dónde le “conviene” unirse con Ciudadanos y dónde no. Pidió a los populares que “reflexionen”.

A su juicio, hay riesgo de que PSOE, BNG y Esquerda sumen suficientes escaños como para poder formar Gobierno. Por eso, la portavoz parlamentaria naranja confía que en Galicia, el PP no opte por “jugar con fuego” y rechace la alianza electoral.

Ciudadanos nunca ha entrado en el Parlamento en Galicia

Las cifras respaldan y lo contrario la conveniencia de esa coalición. Por un lado, en las últimas elecciones en Galicia, en 2016, el PP consiguió alrededor de 682.000 votos y 41 escaños. Ese 47,5% de los sufragios le permitió contar con tres diputados por encima de la mayoría absoluta.

En cambio, Ciudadanos logró unos 48.500 votos, el 3,38%, y se quedaba sin representación al no alcanzar el 5% requerido para obtenerla en la Cámara.

En términos nacionales, en los comicios del 10 de noviembre, Cs logró el apoyo de 64.700 votantes en Galicia, el 4,35%. Esta cifra queda muy por debajo de los alrededor de 184.000 que votaron naranja en abril (11,18%). Según estos datos, el PP no necesita para nada a Ciudadanos.

Sin embargo no está tan claro. Las últimas encuestas –de enero- para las elecciones otorgan a Feijóo entre 36 y 38 escaños. El PSOE mejoraría con entre 14 y 18, mientras el BNG haría lo mismo subiendo en cinco, hasta los once. Esquerda, la confluencia de Podemos, tendría entre cinco y ocho representantes. Aquí aparece Vox, que, según unos sondeos entraría en el Parlamento gallego con cuatro escaños, frente a otros que dicen que se quedaría sin representación.

De ser así, existiría un riesgo real para la derecha gallega de que los votos de izquierda sumaran lo suficiente para desplazar a las derechas del Palacio de Raxoi. Es en esto en lo que se apoya Ciudadanos para considerar necesaria una coalición. Porque, aunque los porcentajes de sus resultados sean bajos, restarían a los obtenidos por el PP, poniendo en riesgo su hegemonía.

En todo caso, Cs no renuncia a presentarse en las tres Comunidades Autónomas sea en coalición o en solitario. Para Arrimadas, es importante “aglutinar el voto constitucionalista”. También tiene claro que en ninguna de ellas concurrirá bajo las siglas del PP. De hecho, propone el nombre de Mejor Unidos para esa coalición.

Incluso, cree que es conveniente que en Cataluña lidere la alianza Ciudadanos, igual que tiene claro que quien debe hacerlo en Galicia es el PP. Con todo y con eso, matizó, lo importante ahora no son las marcas o los nombres de quiénes irán en las listas, sino si habrá coalición o no.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *