Cifuentes culpa a la universidad e insiste en no dimitir

Cifuentes culpa a la universidad e insiste en no dimitir

Envía una carta al rector Javier Ramos renunciando a su Máster.
Cristina Cifuentes, presidenta de la Comunidad de Madrid, renunció ayer a su Máster de Derecho Público Autonómico de la Universidad Rey Juan Carlos a través de una carta enviada al rector Javier Ramos. En ella, admite que no debió aceptar las “facilidades” y las “condiciones flexibles” que la URJC le ofreció y culpa a esta de las “irregularidades administrativas”. La Conferencia de Rectores ya puesto en duda la validez del título, mientras que Ramos anunciaba que las investigaciones resultaban que había falsedad le retiraría el Máster. Cifuentes condiciona su dimisión a que Mariano Rajoy se lo pida expresamente y con este gesto pretende minimizar la polémica antes de la moción de censura registrada por el PSOE con el apoyo de Podemos, que, sin embargo, no prosperaría sin el apoyo de Ciudadanos, que ya se ha mostrado proclive a ello si no se produce un cambio en la presidencia madrileña.
En la misiva, la presidenta asegurar un río con todo aquello que le pidió la Universidad Rey Juan Carlos y con todo lo que exigía la ley, por lo que carga contra la institución académica por las irregularidades que haya habido. Renuncia, así, al Máster que obtuvo en el curso 2011/2012, a pesar de contar con el “correspondiente título oficial así como todos los certificados acreditativos del pago de tasas y las calificaciones obtenidas en cada una de las distintas materias”, unos documentos, “debidamente sellados y compulsados por la Secretaría” del centro. “Todos y cada uno de estos documentos están expedidos por las autoridades académicas competentes y los mismos acreditan dos cosas: en primer lugar, que yo no he cometido ninguna ilegalidad y, en segundo lugar, que he cumplido los requisitos que la Universidad me puso para conseguir dicho título”, afirma en el texto.

Se auto exculpa
Cifuentes reconoce que obtener dicho Máster se ha visto afectado por “diferentes irregularidades administrativas”, de las que es totalmente ajena y recuerda al rector que el acta del Trabajo Fin de Máster le fue enviada por la Secretaría del rector “el 21 de marzo a las 17 horas y 36 minutos” y que, en cambio, un cuarto de hora después Ramos abrió “una información reservada al existir dudas sobre su contenido”, “una circunstancia, estimado rector, que no puede por menos que sorprender, puesto que dicha acta no había sido solicitada por nosotros. No obstante, procedimos a su distribución a los medios en base a que confiamos plenamente en que esta documentación era verdad”, sostiene la presidenta, para luego agregar que desconoce “por completo el origen y contenido tanto de este documento como del referido a las convalidaciones de asignaturas de varios alumnos, que también ha sido puesto en tela de juicio”.
La presidenta del PP madrileño subraya que es “la primera interesada en esclarecer cualquier anomalía”, de la que es “completamente” ajena, que siempre ha “cumplido la legalidad” y que se ha “atenido a las indicaciones de la Universidad”, además de asegurar que confía en la Justicia para aclarar lo sucedido. Cifuentes aclara que se incorporó al Máster antes de ser nombrada delegada de Gobierno en Madrid, “en condiciones de cursarlo con plena dedicación”, pero que todo cambio al recibir el nombramiento. Es entonces cuando, dice, pudo continuar “al facilitar la universidad que prosiguiera los estudios, en unas condiciones flexibles” para alguien que “a partir de determinado momento tenía obligaciones” que le “impedían seguir al mismo régimen académico” que el resto de los alumnos, cumpliendo con los requisitos que se le fijaron, reconociendo, a continuación, que se equivocó “y en aquel momento debí rechazar las facilidades que me ofrecía la universidad, pido disculpas a cualquiera que haya podido sentirse agraviado”. “En ningún momento pretendí sacar ventaja entonces de este master, y pretendo sacarlo en el presente o en el futuro”, insiste, para luego subrayar que no le “ha reportado beneficio ni ventaja profesional de ningún tipo”.

Reacciones
Ignacio Aguado, portavoz de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid, ha insistido en la posición de su partido porque, a su entender, la carta “no cambia nada” y confirma que hubo “trato de favor”, por lo que reiteran la necesidad de que la presidenta autonómica dimita y el PP busque un sustituto, “Es insostenible que siga al frente de la Comunidad de Madrid”, ha subrayado Inés Arrimadas, por favor nacional de la formación naranja, mientras que Pedro Sánchez, líder del PSOE destacaba que “Cifuentes está reconociendo que ha mentido”. Por su parte, en el PP cierran filas, con la reiteración en su apoyo de María Dolores de Cospedal, mientras que Javier Maroto, vicesecretario de Política Social y Sectorial de los populares, aseguraba que Cifuentes ha “hecho muy bien” al renunciar al Máster y hacía un llamamiento a los políticos de otras formaciones que han reconocido títulos falsificados a que pidan disculpas. Íñigo de la Serna, ministro de Fomento, entiendo que la decisión de Cifuentes es un “acierto” que le “honra”.
Por el lado del alumnado, la asamblea estudiantil de la URJC emitió un comunicado en el que expresaban su opinión de que la renuncia de Cifuentes era “una excusa disuasoria para no afrontar una dimisión y lograr y librarse así de cualquier responsabilidad”. “No tiene sentido renunciar a algo que nunca existió”. Además, exigen responsabilidades al rector, al entender que no ha llevado a cabo los “procedimientos necesarios” y destacando que “hay constancia de la participación de muchas más personas que en este aspecto están quedando impunes”. “El envío de una carta no es razón para que las investigaciones, tanto internas como externas, cesen”, zanjan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.