China sanciona a Nancy Pelosi por su visita a Taiwán

China sanciona a Nancy Pelosi por su visita a Taiwán

El viaje de Nancy Pelosi, la presidente de la Cámara de Representantes estadounidense, ha sentado realmente mal a las autoridades chinas.

Tal es así que han anunciado sanciones contra ella y sus familiares y que suspenden contactos a nivel militar, judicial y climático con Estados Unidos.

Desde el Ministerio de Exteriores de China señalan en un comunicado que consideran el viaje de Nancy Pelosi una “interferencia en los asuntos internos”. Y eso que, dicen, advirtieron sobre ello.

En consecuencia, han procedido a suspender llamadas telefónicas en asuntos de seguridad y militar con altos cargos estadounidenses.

Asimismo, cancelan la reunión de trabajo que habían previsto con representantes de Defensa de ambos  países.

A su vez, han anunciado la suspensión de un encuentro del Mecanismo de Consulta de Seguridad Militar Marítima de China y Estados Unidos.

Al tiempo, han suspendido las conversaciones sobre cambio climático, además de otras cuestiones.

Por ejemplo, la repatriación de migrantes ilegales y la cooperación para la asistencia judicial. También queda suspendida la lucha contra los crímenes transnacionales y el tráfico de drogas.

“A pesar de la firme oposición de China y la preocupación suscitada, Pelosi insistió en ir a Taiwán”, señalan.

Aseguran que “supone una interferencia con los asuntos internos chinos y socava la soberanía e integridad territorial del país”.

Añaden que el viaje de Pelosi es una violación del “principio de ‘una sola China’ que rige el país”. Asimismo, “una amenaza para la paz y la estabilidad en el estrecho de Taiwán”, reza el comunicado.

Y es que la visita de Nancy Pelosi a Taiwán ha provocado numerosas críticas desde Pekín.

En respuesta, puso en marcha este pasado jueves unas maniobras militares en los alrededores de la isla asiática y lanzó varios misiles balísticos.

De hecho, Taipéi ha vuelto a denunciar incursiones de aviones y buques de guerra chinos en su zona de seguridad del Estrecho.

Por su lado, la política demócrata ha defendido su viaje, insistiendo en la importancia de respaldar la democracia.

Explicó que su visita se enmarca en la política exterior estadounidense y no es una injerencia en los asuntos internos chinos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.