China establece la cuarentena por coronavírus en Wuhan con 11 millones de habitantes a los que no deja salir

China establece la cuarentena por coronavírus en Wuhan con 11 millones de habitantes a los que no deja salir

A las tres de la madrugada del jueves (hora española) entró en vigor la cuarentena en Wuhan (China) que previamente habían anunciado las autoridades. Por este veto, 11 millones de personas que se encuentran dentro de la población no podrán salir.

Tampoco podrá entrar nadie, por lo que será una ciudad china absolutamente cerrada. Con esta medida el Gobierno quiere frenar la propagación del coronavirus 2019-nCoV, que ha avanzado sin control en los últimos días.

Según los últimos registros, hay 17 fallecidos y 561 infectados. Todos los transportes públicos están afectados por esta medida: aviones, trenes, autobuses y metro.

El protocolo de acción de mayor gravedad es lo que obliga a que se produzca este bloqueo, anunciado por el Consejo de Estado que ha catalogado la enfermedad infecciosa de nivel B. Otra medida llevada a cabo, es la movilización de las fuerzas armadas.

La ciudad de Huanggang, a 70 km de Wuhan, también ha empezado a tomar medidas de este tipo. Las autoridades han pedido a la población que no se mueva por la ciudad.

La intención del Gobierno es aislar a la población, quedando cerrado el epicentro del brote, dado el peligro existente por la proximidad festividad de año nuevo chino, que se celebrará el sábado.

Estas instrucciones fueron dadas por Zhong Nanshan, el científico que dirige la operación de cuarentena con la cual se pretende acabar con el virus. “Desde el momento en el que la transmisión entre humanos está probada [un extremo descartado hasta esta semana], la cuarentena debe ser la primera prioridad”, ha dicho.

“La cuarentena es la medida más efectiva porque de momento no hemos desarrollado un medicamento específico para hacer frente al coronavirus”, manifestó el investigador.

Obligatorias mascarillas durante la cuarentena en Wuhan

Otra de las medidas que han impuesto las autoridades es la obligatoriedad de usar mascarillas cuando se esté en un espacio público. Pero las existencias de esta medida de prevención se están agotando. “Se han vendido todas, hasta las del almacén. No sé cuándo traerán más”, comentaba un trabajador de una tienda.

Por otra parte, los hospitales se encuentran saturados. El número de casos sigue creciendo y muchos pacientes tienen que hacer cola en el exterior a pesar del frío. Otros pacientes se encuentran agolpados en los pasillos conectados a sus goteros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *